¿A favor o en contra?

Por Juan Ordóñez

Iniciamos 2017 con mucha efervescencia y tribulaciones, al menos aquí en nuestro México y en particular en mi estado natal Veracruz. Hay gran descontento entre la población, pero sobre todo hay enojo y miedo. Saco esto a colación porque las manifestaciones son obvias: actos vandálicos y gente encerrada en sus hogares. Ya para ahorita deberíamos habernos dado cuenta de que este no es el proceder hacia ninguna solución, sin embargo seguimos eligiendo la “revolución” (más de lo mismo), en vez de la evolución (algo mejor).

Si queremos ver materializados nuestros sueños y deseos más íntimos, tenemos que potencializarlos con energía positiva. Déjame ser un poco más claro, para que veas algún resultado positivo, tienes que darle fuerza positiva, de lo contrario el resultado será muy diferente al pensado, imaginado o deseado.

Hay muchas teorías que nos hablan de cómo puede crearse la realidad y en lo particular me guío por la siguiente: El “propósito” de la vida es aprender a crear la realidad a través de nuestros pensamientos y emociones. Estamos para actuar, no para que actúen sobre nosotros. Estamos para aprender a ser creadores activos de la vida y no “víctimas de las circunstancias”.

Todo lo que piensas/sientes, lo quieras o no, se manifiesta frente a ti, y eres responsable de esas manifestaciones.

Hay leyes en el universo que debemos tener en consideración porque, nos guste o no, se cumplen. Tal vez no te hayas dado cuenta de que estas leyes se aplican a tu vida y a la de cualquier otra persona en el mundo, pero existen, son impersonales e imparciales, lo que significa que funcionan lo quieras o no.

 

Es importante destacar que eres un creador, de hecho, no tienes opción en tu proceso creador pues se lleva a cabo lo registres conscientemente o no. De lo que sí tienes opción es de lo que vas a crear.

Uno de los beneficios de entender estas bases es, finalmente, entender que tus pensamientos, ideas y creencias, así como las emociones involucradas, tienen injerencia directa sobre los resultados en tu vida.

Aquello a lo que enfocas atención (pensamiento/emoción) hace que emitas una vibración, dicha vibración para Dios, el universo, la inteligencia infinita, es tu petición. Sí, te guste o no, atraes hacia ti la esencia de esa vibración. De modo que si piensas sobre todo en las cosas que deseas y te sientes en paz y armonía al momento de pensar en ello (manteniendo el sentimiento la mayoría de tu día), tu experiencia vital reflejará esas cosas. Por el contrario, si piensas ante todo en lo que no deseas y te sientes enojado o con miedo (manteniendo el sentimiento la mayoría de tu día), tu experiencia vital reflejará eso.

Escribo esto porque dados los últimos sucesos, si tienes pensado asistir a una marcha con la intención de protestar en contra de la inseguridad, el abuso del gobierno, etc., estás pidiendo la manifestación de la falta de seguridad y más abusos, y eso ya lo tenemos. No creo que quieras más.

Es por esto que te invito a que reflexiones acerca de lo que vayas a elegir en las horas por venir y la intención detrás de esa elección, no es lo mismo marchar/pedir/orar/rezar/meditar con el ánimo de unirnos y mostrar nuestra fortaleza humana en amor y compasión, que marchar/pedir/orar/rezar/meditar llenos de enojo, rabia, resentimiento y miedo ante una situación.

¿Qué crees que vas a manifestar si unes tu energía al lado de millones de personas lanzando consignas en contra de las autoridades y dando rienda suelta a la inconformidad? ¿Cuánta luz puede salir de tu corazón, si este está lleno de rabia y/o miedo?

NO te estoy diciendo que desvíes tu mirada como si no estuviese sucediendo nada, sólo mueve tu intención, mueve tus pensamientos y  emociones para que el resultado positivo venga de una fuerza positiva.

¿Quieres ser pro activo(a)? platica de esto esto entre tu familia y vecinos, siente la certeza que te da la Paz, la armonía, ten Fe, en lo que tú creas y mantén la vibración alta (pensamiento/emoción). El cambio se da persona a persona, la evolución viene de corazones iluminados en amor y Fe que transmiten esa frecuencia vibracional uno a uno. Sólo se necesita el cambio de la raíz cuadrada del 1% de una población, para que este cambio se vea reflejado en todos. Pero este cambio, inicia en ti.

Repítete: “El cambio soy Yo” y actúa acorde. ¡Vamos México, Vamos Veracruz! ¡Sí se PUEDE!