Biodescodificación de las adicciones

Por Juan Ordóñez

Biodescodificación de las Adicciones

cerebro-adiccionSi bien las adicciones más comunes son al alcohol, el tabaco, las drogas o el juego, debemos entender que una adicción es un hábito compulsivo del cual ya se ha perdido el control y se ha convertido en un vicio. Aún cuando la psicología tradicional estudia los comportamientos adictivos, la terapia de biodescodificación aporta una visión integral interesante que ha probado su utilidad en tratamientos contra estas enfermedades.

Las adicciones y las emociones

En biodescodificación las adicciones nos indican una vía de escape a una situación perturbadora concreta. En la mayoría de los casos estos traumas o conflictos no resueltos se presentan a nivel subconsciente y pueden ser también ocasionados en lo transgeneracional.

A continuación revisaremos, de manera general, cuales son las emociones ocultas detrás de los comportamientos adictivos más frecuentes:

Alcohol
El alcoholismo suele estar vinculado a una o varias situaciones que crean tensión. Cuando tomas un vaso de alcohol, esa tensión disminuye y en tu cerebro se genera la asociación: alcohol-bienestar.

Con el tiempo se desarrolla el automatismo y cada vez que vivas una tensión, la primera reacción espontánea de tu organismo será querer tomar alcohol.

Esta adicción también se relaciona a conflictos familiares en la niñez. Heridas emocionales como violencias, abusos, falta de contención durante tu niñez, pueden devenir en alcoholismo.

Una de las técnicas que utiliza la biodescodificación para tratar las adicciones es la terapia transgeneracional. El armado de tu árbol genealógico puede brindarte información muy valiosa para comprender comportamientos que tienes actualmente y de qué manera reprogramarlos para sanar.

Drogas
A diferencia del alcohol que suele ser un “escape”, las drogas suelen ser un refugio. Si tienes adicción a las drogas es posible que tengas miedo de enfrentarte a una situación en particular, miedo al fracaso o miedo a no poder con todas las responsabilidades que “consideras” tienes/debes de tomar.

Es por eso que la droga adormece la voluntad, generan estados ficticios de excitación, alegría, impulsividad, que te hacen creer que eso es la felicidad. El problema surge cuando la realidad no es así y se genera dependencia a vivir en ese estado.

El primer paso para sanar es que reflexiones a consciencia para descubrir porqué recurres a esas sustancias. Siempre existe una razón y siempre puedes descubrirla. No importa cuál sea, lo importante es que lo descubras y lo aceptes. Necesitas expresar tus necesidades y no reprimirlas, llegará el momento que tendrás que armarte de gran valor para dejar de consumir. La búsqueda de la paz y de la sanación debe ser tu motivación principal. Dejar los vicios no tiene que ser un problema sino una causa de alegría.

Tabaco
Esta adicción se relaciona con la libertad, la independencia, autonomía y la forma en la que te comunicas con el universo. Suele funcionar como una forma de ocultar angustias profundas. Normalmente el adicto al tabaco “cree” protegerse con esa pantalla de humo que le rodea y le impide ver la verdad. Esta adicción también está relacionada con necesidades pendientes de tu infancia como las primeras tomas de pecho, amor, calor y afecto de la madre.

Para comenzar a sanar este vicio debes preguntarte: ¿cuáles son las decisiones que no puedes tomar y que te perjudican? Debes identificar las necesidades auténticas que tienes y que son substituidas por el cigarrillo, para tratar de no reprimirlas.

Como terapeuta biodescodificador calificado, pongo a tu disposición diversas herramientas que te ayudaran a encontrar el conflicto detrás de la enfermedad . Ya que al aceptarla/comprenderla, desde una nueva visión holística, se dan las condiciones para poder reprogramar patrones subconscientes que te harán trascenderla de manera positiva.

Da click aquí, para mayores informes