Conquista tus miedos

Por Juan Ordóñez

facing-your-fearsReflexionar acerca de nuestros miedos es bastante desgastante, y en la mayoría de los casos, es un callejón sin salida. A nadie le gusta reconocer sus miedos, algunos por lo fuerte que es, y a otros porque ni idea tiene de que esos miedos existen, viven en completa negación.

El caso es que TODOS, de una manera u otra, nos movemos de acuerdo a lo que nuestros miedos nos permiten, el miedo a algo, literalmente dirige tu vida. La buena noticia es que puedes liberarte de ese/esos miedos o al menos, tener un mayor control sobre el/ellos.

Estos miedos los “adoptamos” en nuestra niñez, no son copiados de mamá o papá, si no que en la interacción con ellos, mal asociamos algún evento y nos programamos para reaccionar de X-Y forma. Cargamos ese impacto de nuestra temprana edad, hacia nuestra vida adulta.

¿Cómo deshacernos de esos miedos? Es la pregunta del millón, pues bien, se requiere de mucha auto consciencia para aceptar que venimos cargando un miedo, y más disciplina y coraje, para eliminarlo. No, no es tarea fácil.

Comienza por analizar el impacto que este miedo tiene en tu vida. Ese miedo te impide que vivas la vida, ya ni siquiera la vida que deseas. Literalmente te impide vivir, punto. Examina esos puntos de tu vida en donde, en la búsqueda de algo te frenaste. Ahí están las pistas. De este análisis, podrás reconocer y aceptar, cuál es tu miedo.

Una vez que hayas logrado eso, trata de encontrar la “raíz” de ese miedo, esto te tomará mucho más tiempo que el reconocer tu miedo. Trata de ser muy sincero(a) contigo y los recuerdos llegarán. No los forces, no juzgues, deja que fluya la historia y se desenvuelva. Como ya te lo mencioné, no es de la noche a la mañana.

Ya que llegaron los recuerdos y basado en tu miedo, reflexiona acerca del peor escenario posible y trata de darle un nuevo significado, como si jugarás a cambiarle el final a una película.

Comienza poco a poco y ten en cuenta que para alcanzar el éxito, tenemos que pasar por varios fracasos. Así que no te presiones.

Recuerda que, al final del día, la única forma de conquistar tus miedos, es enfrentándolos. No te quedes ahí sentado(a), sal y toma acción. Ese miedo llego a ti en base a experiencias y en base a experiencias, también se irá. Repítete, “El cambio soy Yo” y actúa acorde.