La importancia de Dormir Bien.

Por Juan Ordóñez

dormir_bien¿Sabías que los seres humanos dormimos más o menos una tercera parte de nuestra vida? obviamente aún hay muchas incógnitas del porqué es esto. Lo que sí sabemos con certeza es que somos los únicos, en el reino animal, que seguimos forzando los límites del sueño y queremos seguir funcionando igual. Es decir, queremos tener un estado de plenitud sin el descanso necesario.

Amén la cantidad de estudios acerca de por qué y cómo dormir mejor, los científicos han encontrado lo siguiente:

  • Puedes morir por privarte de dormir.
  • Una simple noche de dormir 6 horas puede proporcionarte excelentes beneficios en tu habilidad de pensar claramente al día siguiente.
  • Los que duermen bien, tanto los que duermen mal, pueden experimentar eventos estresantes durante el día, la diferencia es que los que duermen bien pueden manejar esos eventos con mayor eficacia y menor perturbación. Los que duermen mal añaden negatividad a cualquier cosa.
  • Privación del sueño te puede llevar a experimentar cambios en la actividad cerebral similar a aquellos que tienen problemas psiquiátricos.
  • La falta de dormir te pone en un estado pre-diabético, por lo que te sentirás hambriento aún cuando hayas tomado alimento.
  • Sueño interrumpido debilita tu sistema inmune.
  • Los tumores crecen de 2 a 3 veces más rápido en animales de laboratorio que se les priva del sueño.

Tu cuerpo depende de su reloj biológico (ritmo circadiano) para regular los ciclos de sueño y alerta. Si este ciclo se sale de sintonía, lo cual es muy fácil, empieza a causar problemas en la salud.

Por ejemplo, algunas de las causas más comunes que alteran tu reloj biológico son: dormirse tarde, trabajar turnos de noche, prender una luz en la mitad de la noche, mantener una luz encendida mientras duermes, cambiar de zona horaria, alimentarse muy cercano a la hora de dormir o bien a altas horas de la noche.

Tu reloj interno, y que de hecho hay muchos (cerebro, pulmones, hígado, corazón, músculos, etc.) influencia muchas cosas, los latidos de tu corazón, la temperatura de tu cuerpo, producción de hormonas, etc. Por eso si estos relojes se desequilibran, una cascada de malestares inicia.

Algunos de los malestares por falta de dormir son:

  1. Engordas. La gente que duerme menos, tiende a tener un mayor índice de masa corporal que los que duermen más, ya que la falta de dormir altera el metabolismo. La producción de leptina (da la señal de saciedad) baja y la grhelina (da la señal de hambre)sube, por lo que aumenta tu apetito.
  2. Dañas tu cerebro. La falta de dormir hace que tu cerebro no produzca células nuevas. Es por esto que cuando no dormimos, por lo que sea, nos sentimos como “sacados de onda”.
  3. Aumentas el riesgo de enfermedades, incluido el cáncer. Un ritmo circadiano fuera de balance, puede producir alteraciones a nivel hormonal que generen cambios en la producción de melatonina y el sistema inmune, por lo que se promueve la reproducción de bacterias y, en algunos casos, de las células cancerígenas.
  4. Envejeces. Al verse afectado tu cuerpo de manera hormonal como resultado de dormir poco, se acelera el proceso de envejecimiento.

Algunos estudios asocian el mal dormir con problemas del corazón, presión alta e infartos. Durante el tiempo que duermes, tu cuerpo también se “repara”, así que si no duermes lo suficiente, tu sistema inmune colapsa y te deja incapaz de defenderte de las enfermedades.

A pesar de saber todo lo anterior, en nuestra sociedad, el dormir sólo 4 o 5 horas es visto como de mucho honor y compromiso con el trabajo y/o otras responsabilidades. No importa como lo veas, no puedes engañar a tu cuerpo, y no hay suficiente cafeína que te ayude.

Así que ¿cuánto tiempo necesito dormir? Bueno, depende de la persona, pero se ha encontrado que entre 6 y 7 horas es el tiempo requerido. Seguro habrá personas que no tengan problemas con menos tiempo, pero la gran mayoría se mueve bajo esta regla simple.

No hay una mejor expresión de bienestar físico que una buena noche de sueño, es muy importante que retomemos el valor que el dormir trae a nuestro cuerpo y mente. Una vez que hayamos reflexionado e integrado este valor, nos será muy fácil reconocer que otros factores podremos incluir para mejorar en este aspecto y así disfrutar de los beneficios que el buen dormir implica.