SHAUD 1: “Llamado a la Libertad”

La Serie de la Libertad
Presentando a ADAMUS, canalizado por Geoffrey Hoppe

Presentado al Círculo Carmesí
Octubre 6, 2012
www.crimsoncircle.com

www.crimsoncircle.com/co   (español)

Nota: Las ilustraciones, fotos y diapositivas de Adamus pueden ser vistas en la versión PDF o en el video en inglés.

Traducción: Irma Sztabinski   irmasz@yahoo.com

Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm

Yo Soy el que Yo Soy, el libre y soberano Adamus Saint Germain.

Bienvenidos a nuestra nueva Serie, Shaumbra. Bienvenidos a la Serie de la Libertad. Hm.  Suena bien. Va a ser dura (risas). Yo digo eso y ustedes ríen, pero es la realidad.

Hoy vamos a discutir la libertad. Yo diría que hasta ahora, quizá el mensaje más importante que ustedes se hayan dado a través de mí – el más importante; quizá no el más brillante o sabio, sino el más importante; quizá no el más largo, quizá no el más corto, sino el más importante – porque ahora mismo todo lo que está sucediendo en su vida es acerca de la libertad. Todo lo que está sucediendo en su vida es acerca de la iluminación. Todo lo que está sucediendo con la transición fuera de la vieja era es acerca de la libertad. Todo. Pueden negarlo. Pueden estrellarse contra ello. Hm (algunas risas cuando pasa por donde está Dave Schemel, alias “Crash”). Pueden pretender que le estoy hablando a algún otro. Pero todo, todo lo que este planeta está atravesando ahora mismo es acerca de la libertad.

No es de extrañar que hoy la energía esté un poco, mmmmmm, ansiosa ¿no dirían? ¿De veras crees que escribir notas va a ayudar? (Risas). Eres libre de hacerlo.

SHAUMBRA 1 (mujer): Gracias.

ADAMUS: La energía – un poco tensa. ¿Qué viene a continuación? ¿Huh? ¿Qué va a pasar en estos próximos muy críticos tres meses de su vida?  Hm. Muy críticos. Sí. ¿Qué ha estado pasando dentro de ustedes? ¿Por qué últimamente ha estado un poco confusa? ¿Por qué últimamente ha estado brumosa? ¿Por qué a últimas fechas sencillamente ha estado? (Algunas risas)

Preciosos atuendos hoy (muchos miembros de la audiencia están disfrazados). Espero que podamos hacer esto cada mes. Sí. ¿Por qué?  Porque muestra que son libres. Libres de vestirse como les dé la gana. No como todos los demás en la calle. No ajustándose a ninguna otra cosa más que permitir su propia libertad.

Abriéndose

Así que tomemos una respiración profunda, mis queridos Shaumbra, y mientras lo hacen, abran el corazón. Abran el corazón – el corazón literal.

¿Sintieron un poco de ansiedad, un poco de tensión en el corazón cuando dábamos inicio hoy? ¿Hm?

Tomemos una respiración profunda y abramos el corazón. ¿Cómo hacen eso?  Simplemente eligen y permiten.

Ese corazón quiere abrirse. Oh, tanto como ustedes han tratado de mantenerlo cerrado, tanto como han pensado que no sabían lo que era la energía del corazón, pretendido que no sabían lo que era – oh, y sí saben lo que es – a pesar de mantenerlo cerrado porque tenían miedo de ser heridos otra vez. Bueno, van a ser lastimados de nuevo, así que más vale que también abran el corazón. Vas a ser lastimado por ti mismo, Andy. ¿No es esa la buena noticia? (Adamus ríe)

Hoy abramos el corazón. Deja de pensar tanto (besa la cabeza de una mujer del público), tanto. Y, ya que estamos hablando de eso, abramos también la mente. Sí. Saben, en realidad la mente no es el problema. Ustedes son el problema (risas de Adamus y la audiencia).

SHAUMBRA 2 (hombre): Por lo general, sí.

ADAMUS: Por lo general, sí. Siempre, definitivamente. Ustedes son el problema, y digo eso muy amorosamente. Tienen esta cosa llamada mente. Están atascados en la mente. Están atrapados en la mente. Pero, ¿quién los puso ahí? (Alguien dice “fuimos nosotros”). ¡No me digas! No fui yo (Adamus ríe). Sí, fueron ustedes. Era un lugar cómodo. Era un lugar cerrado. Era un lugar limitado para permitirles tener algunas experiencias interesantes en este planeta, pero ahora nos estamos moviendo más allá de eso. Así que también pueden abrir la mente.

Oh, eso es incluso más duro que abrir el corazón. Más duro. Más difícil. ¿Por qué? Porque en una mente cerrada, ustedes verdaderamente pueden controlar, limitar sus experiencias. Pueden mantenerlas en lo que es una distancia cómoda para ustedes. Pueden definir sus experiencias e interpretaciones de ellas en demasía. Pero cuando abren su mente, cosas sorprendentes ocurren. Sí. Cosas sorprendentes ocurren. Y habrá un periodo de tiempo en que sientan que se están volviendo locos, pero no lo están. Solo están recuperándose.

El Asunto de la Libertad

Entonces esta, ciertamente, es la Serie de la Libertad. Observen cuidadosamente, obsérvense cuidadosamente, todo a su alrededor, durante los próximos tres meses en particular, porque este  asunto de la libertad está confrontando a todos. Todos. Me refiero a todos.

Es un asunto cósmico, vean. Este asunto no solo es aquí en la Tierra. No son solo ustedes. Este es un asunto cósmico. Esto no es solo el fin de una era para este planeta o su sistema solar. Es un final de era para toda la creación. Hmmmm. Bastante embriagador.

Tomen una respiración profunda. Abran ese corazón; abran su mente.

Y verdaderamente lo es. Por eso ustedes están recibiendo mucha información, sensaciones y retroalimentaciones, y se asombran de dónde diablos están viniendo ahorita. Están llegando de todas partes. Sus familias espirituales – están llegando de ellas. Por todo el cosmos existe este despertar, podrían decir. Existe este deseo de libertad, y también hay un intenso miedo a la libertad, una intensa ansiedad. Oh, y no solo es aquí en este planeta que ellos están debatiendo o discutiendo – lo llaman de diferentes maneras pero esencialmente es acerca de la libertad –está sucediendo por toda la creación ahora mismo.

Vean, cuando el Espíritu, el Eterno Uno, los dotó de su soberanía potencial, su inigualable Yo Soy-dad, dijo: “Ve adelante. Descúbrete a ti mismo. Descubre el Yo Soy”, ustedes lo hicieron. Todos ustedes lo hicieron. Todo ser álmico lo hizo. Pero ellos llegaron a un punto, un punto que todavía existe, un punto que todavía está en su forma de energía atascada debido a la conciencia estancada. La conciencia de todos los seres angélicos jugó y se divirtió y creó experiencias angélicas cósmicas. Pero en un cierto punto, esta conciencia – la conciencia de ustedes, la conciencia de sus familias angélicas, de la Orden de los Arcángeles y todo lo demás – repentinamente se detuvo y dijo: “El próximo paso es la libertad”.

¿Libertad de qué?  Bueno, esencialmente libertad del Espíritu. Libertad del Hogar. Libertad de Dios. Libertad del Eterno Uno. Vean, como criaturas de Dios, todos llegamos al punto de incluso liberar eso.

¡Ah! Apretando algunos botones.  Algunos de ustedes están diciendo: “Pero, pero, pero… uh… ¿cómo es  posible que yo tenga libertad del Espíritu? ¿No soy Espíritu? ¿Qué sucede cuando acepto mi libertad del Espíritu, de la Divinidad?”. Bueno, repentinamente aceptan la Yo Soy-dad y su propia soberanía, libre e independiente – algo que el Espíritu siempre quiso. Siempre quiso.

El Espíritu nos dio a cada uno de nosotros el mayor regalo de todos – soberanía, libertad, el Yo Soy el que Yo Soy. El Espíritu no lo haría de ninguna otra manera, no lo haría solo parcialmente, no diría: “Voy a dejarlos existir, pero voy a mandar límites sobre ello. Voy a dejarlos existir, pero siempre son míos. Siempre vinieron de mí”.  No, el Espíritu, en esta infinita compasión y amor dijo: “Voy a darte tanto, Pete. Voy a darte todo. Todo. Incluso hasta el punto en que algún día tendrás completa libertad incluso de mí. Siempre seremos cuates. Siempre sabré todo lo que alguna vez hiciste (algunas risas). Siempre te amaré, pero en algún momento, incluso la libertad de mí.

Esa es la verdadera soberanía y el verdadero descubrimiento del alma, y el paso más duro de todos.

Cuando los seres angélicos jugaban en la creación, cuando llegaron al punto de darse cuenta de que era el momento para la libertad y la soberanía, la conciencia restringida, constreñida, se puso más estricta. ¿Qué sucedió entonces? La energía dejó de moverse, o por lo menos moverse de la manera libre fluyente y abierta en que lo había hecho. La conciencia creó una situación que creó un punto muerto de energía. La energía todavía está ahí, pero se está remolineando en vez de fluyendo y expandiendo y moviendo.

La energía comenzó a entrar en sí misma, y ustedes saben cómo es eso cuando su propia energía, no siéndole permitida realmente su libertad y su expresión; ustedes saben exactamente qué sucede. Se internaliza en ustedes. Empieza a destrozarlos. Empieza a volverlos locos, empieza a colocar toda clase de cosas raras en su vida, y aun cuando dicen: “No sé por qué está pasando esto”, sí saben. Es ustedes. La energía tiene que hacer algo en respuesta a la conciencia, incluso si significa destrozarse ella misma, incluso si significa destruir lo que era falso. Oh, algunos de ustedes puede que piensen que era verdadero, ¿hm? Pero destruirá lo que era falso.

Ustedes podrían decir que la energía continúa moviéndose, pero va al interior. Va a destrozar algunos de esos muros. Va a enfermarlos, va a volverlos locos, va a ponerlos tristes, va a deprimirlos, todo el resto de esas cosas. Solo es energía y está respondiendo a su conciencia. Y todo es acerca de la libertad.

Cuando las energías dejaron de moverse en los reinos angélicos hace mucho, mucho tiempo, ahí es cuando ustedes como seres angélicos decidieron venir a este planeta – una manera de entender la conciencia y la energía, una manera de entenderse como seres únicos, una manera de entenderse desde dentro, muy profundo en una experiencia.

Ustedes sabían desde el mero principio que tarde o temprano su propio llamado a la libertad surgiría, y aquí estamos. No solo es el fin del calendario maya o algún ciclo astrológico cósmico o incluso solo el ciclo atlante. Es el fin de una era que los tenía dependientes de algo o alguien más, incluyendo al Espíritu, Hermana (a Kathleen que está disfrazada de monja)

Libertad del Espíritu

Ahora bien, algunos dirían que es blasfemia. Blasfemia. ¿Cómo puedes alejarte del Espíritu? ¿Cómo puedes alejarte de Dios?

Bueno, definamos la diferencia. Dios – creación hecha por humanos. Les he dicho exactamente lo que siento acerca de Dios. Es una farsa hecha por humanos. De veras lo es. Es una mentira. Oh, es una enorme mentira, y ha sido desarrollada, modificada, refinada durante los años; libros fueron publicados. ¿Cómo que realmente fueron escritos por Dios? No. Algunos inspirados, sí, para su tiempo, pero es un nuevo tiempo, una nueva era.

Cauldre me está diciendo que estoy pisando sobre hielo delgado. No, no hay hielo. Estoy caminando sobre el agua (risas). Y mi querida Linda de Eesa mirando…

LINDA: Encantador (no está muy segura de ello)

ADAMUS: Tan feliz el día de hoy (riendo)

LINDA: Está bien.

ADAMUS: Entonces Dios – una creación hecha por humanos. Y luego ustedes usan la palabra “Espíritu” como intercambiable – “Espíritu” puede ser un poco más bonito que “Dios”, como quiera que lo llamen – es la fuente del creador dentro de ustedes. Sí, también es la unicidad dentro de ustedes, pero ahora es tiempo para la libertad, algo que el Eterno Uno siempre ha querido. ¿Por qué?  Bueno, usando términos humanos podrían decir que para verdaderamente conocer la Yo Soy-dad del Eterno Uno, del Espíritu, Madre/Padre Dios, como lo quieran poner, para verdaderamente entenderlo, tenía que haber libertad. Tenía que haber una liberación final del sí mismo, un soltar final del sí mismo. No más control del sí mismo, y por un largo tiempo ese sí mismo también fue ustedes. Pero finalmente se trata de la liberación, se trata de dejar ir, para que el Espíritu, el Eterno Uno, pueda realmente conocerse. Cuando ustedes lleguen a conocerse, a aceptar su libertad y soberanía, el Espíritu entenderá su propia soberanía.

Al parecer una proposición interesante. La mayoría de los humanos tienden a pensar que el Espíritu es elevado, sabe todo, puede hacer cualquier cosa. No. No. El Espíritu como platiqué anteriormente, es absoluta simpleza, absoluta pureza. De alguna manera, mucho como un niño con su inocencia. El Espíritu no sabe qué va a pasar a continuación, ¿ustedes sí? El Espíritu no conoce todo pensamiento que ustedes tienen, puesto que pueden bloquearse, ¿Quieren una prueba? Te bloqueas de ti mismo, por lo tanto, puedes bloquearte del Espíritu. Por consiguiente, el Espíritu puede bloquearse de ustedes.

El Espíritu no sabe todo. Eso sería un juego enfermizo si todo fuera sabido, todo lo que alguna vez iría a suceder y ser. Eso sería un juego enfermizo. Esta también es una experiencia para el Espíritu. Cuando tú descubres algo de ti mismo, el Espíritu descubre algo de sí mismo. Cuando ustedes ven una puesta de sol hermosa, el Espíritu ve una puesta de sol hermosa. El Espíritu no la vio antes que ustedes y luego los mandó afuera a que vayan a ver, “Mira esta hermosa puesta de sol que yo creé”. El Espíritu les pidió que la crearan y entonces el Eterno Uno la ve y la siente y la experimenta.

De manera que uno podría decir que el Espíritu verdaderamente entenderá su soberanía cuando ustedes entiendan la suya.

Tomemos una respiración profunda.

Y lo mismo aplica para la libertad. Para la libertad. El Espíritu – hm (hace una pausa para beber un trago) entendiendo la libertad cuando ustedes lo hagan. La libertad.

Estamos entrando a eso en esta Serie. En esta Serie. La libertad – el símbolo aquí mismo (mostrando el símbolo en su atril). Aquí mismo. El círculo – consumación, cerrar el círculo. La espada – ascensión. Al reverso de la espada, tienen un corazón. La espada – ascensión. La flor de lis – la integración. Integración del masculino/femenino, luz/oscuridad, humano/Espíritu.  Está aquí mismo. Está aquí mismo.

LINDA: Precioso.

ADAMUS: (Sosteniéndolo en alto)  Aquí mismo (algunos aplausos)

Así que esta ciertamente es la Serie de la Libertad. ¡Sí!  Suena precioso, y lo es, y el próximo par de meses hasta – ustedes podrían decir el 12 de diciembre, 21 de diciembre, 31 de diciembre, en realidad no importa – el próximo par de meses van a ser interesantes (Adamus ríe). Ah sí (levanta una espada que es parte de su disfraz)  Interesante. Hm. Desafiante – no te importa si te apunto ¿o sí? (apuntándole a alguien con la espada)

SHAUMBRA 3 (mujer): No.

ADAMUS: Sí. Un poco difíciles. Ah, ustedes van a ver al planeta volverse de verdad un poco loco. Sí, verán, se van a ver volviéndose locos. Sí. Se van a ver pasando por y experimentando lo que los pondrá en libertad (toca a Roy en el hombro con su espada). Ah, recuerdo un día en que solíamos hacer esto (risas). Sí. Sí. Una pequeña ceremonia de bautismo. Sí. Entonces – oh, sí, para la foto (sostiene en alto su espada). Bien.

Sí. Tan libres. Supongo que es apropiado que el día de hoy yo tenga una espada auténtica. Sí, porque… eh-eh-eh-eh-eh (está blandiendo un poco la espada)… sí, sí. Porque… no piensas que de verdad voy a pincharte con esto, ¿o sí?

DAVID: No intencionalmente. (Risas)

ADAMUS: No intencionalmente. Sí, puede que solo me resbale y caiga. ¡Ustedes serían libres!

(Risas). Es apropiado que el día de hoy yo tenga una espada auténtica, sí, para cortar algunas de las ataduras. Sí. No para cortar unas de sus preciadas, sino para cortar algunas de las ataduras.  Así que, no estaré arrojando esto por ahí. Puedo ver que pone nerviosos a algunos de ustedes (baja la espada).

¿Qué es la Libertad?

La Libertad. Echemos un vistazo. ¿Qué es la libertad? Linda, micrófono por favor. ¿Qué es la libertad?

Tomen una respiración profunda. Sientan dentro de ello por un momento. ¿Qué es la libertad? Linda palabra. A menudo una palabra empleada en demasía, una palabra mal interpretada. ¿Qué es la libertad?

MARY: Está permitiendo que todo suceda en el momento.

ADAMUS: Permitiendo que todo suceda en el momento. Bien. Bien. Me gusta esa. Escribiré eso. ¿Tú permites que todo suceda en el momento, Mary?

MARY: No.

ADAMUS: ¿De veras?  ¿Por qué no?

MARY: Yo pienso que a veces mi mente se mete en el camino.

ADAMUS: ¿Tú piensas?  (Risas)

MARY: ¡Sí, exactamente! No hubo error ahí.

ADAMUS: ¡Tú dijiste las palabras!

MARY: No hubo error ahí.

ADAMUS: Permitir en el momento. Permitir en el momento. ¿Qué cosa maravillosa. ¿Por qué no permites en el momento?

MARY: Miedo.

ADAMUS: Miedo. ¿Miedo de qué?

MARY: Dejar ir.

ADAMUS: ¿Miedo de qué?  Práctico, vida real. Vida real ¿Miedo de…?

MARY: No tener dinero. No tener una casa. No tener…

ADAMUS: ¡Bien ¡?&¿%#=!, tú ya tienes todo eso! Quiero decir… (Adamus ríe).

MARY: Sí, exactamente. Exactamente, entonces qué demonios (los dos están riendo).

ADAMUS: Entonces ahora ¿qué tienes que temer?  Sí. ¿Qué tienes que temer?  Sí.

MARY: Nada.

ADAMUS: ¿Podría decirte qué temes?

MARY: Por favor.

ADAMUS: Tienes estas voces – la voz de mamá, la voz de papá, la voz del maestro, y la mayoría de ustedes las tienen en un grado u otro – realmente las tienen.

MARY: Oh sí.

ADAMUS: Les gustan. Les encantan, y ellas juegan todo el tiempo. Siempre están ahí, y esas son las cosas que temes porque te están diciendo: “No, Mary. Sé una buena niña”. ¿Por qué no eres una mala niña alguna vez? (Alguien dice “Oooh”). Solo… sí, oooh (risas de Adamus y la audiencia). Sí, solo para experimentarlo. Solo para experimentarlo. Deja de intentar ser tan buena. Ve, ahí es donde te estás perdiendo lo de la libertad.

MARY: Exacto.

ADAMUS: Sí.

MARY: Gracias.

ADAMUS: Bien. Estupendo. Bien. ¿Qué es la libertad?

LADONNA: Me gusto la de ella.

ADAMUS: Sí. No puedes tener la de ella. ¿Qué es la libertad?

LADONNA: No tenerle tanto miedo a la vida.

ADAMUS: ¿Por qué le tienes miedo a la vida?

LADONNA: (Ella está a punto de llorar). Solo que un montón de cosas surgen.

ADAMUS: Lo hacen.

LADONNA: Ha sido un año duro, y…

ADAMUS: Ah, los próximos meses van a ser…

LADONNA: …no puede esperar a que termine. Tres meses más.

ADAMUS: Sí. Oh, ¿y qué crees que va a suceder a fin de año?

LADONNA: Estoy esperando que la energía cambie lo suficiente para volver a…

ADAMUS: ¿Qué hace que la energía cambie?

LADONNA: Dinos.  (Risas).

ADAMUS: ¡Lo he hecho! ¡No más! (Adamus ríe). La conciencia. La conciencia. ¿Qué es la conciencia?

LADONNA: Solo mucho miedo. Yo solo… todo el asunto del miedo fue una buena.

ADAMUS: Sí, sí. Un montón de miedo. ¿Qué es la conciencia?

LADONNA: Um…

ADAMUS: Adamus 101.

LADONNA: Um, chico. Solo ser…

ADAMUS: ¡Tú! ¡Tú! ¡Conciencia!

LADONNA: Ser consciente. Sí, consciente.

ADAMUS: Tu conciencia.

LADONNA: Sí. Ser consciente.

ADAMUS: Todos tus potenciales. Todos tus potenciales. De manera que la conciencia estimula la energía – la conciencia creó la energía en primer lugar, y estimula la energía – y por lo tanto, crea tu realidad. Pero si la conciencia – si tú ni siquiera eres consciente de lo que es la conciencia – y si tu conciencia está muy cerrada, intencionalmente, te estás conteniendo, pues, no vas a recibir mucha y esa energía va a ir y trabajar sobre ti. Va a empezar a molerte a golpes. La única razón es porque quiere que te muevas. Quiere que llegues más allá. Y pondrá sobre la mesa todos los demonios y los dragones y las oscuridades y todo lo demás, y tú dirás: “¿Por qué, amado Dios, estoy pasando por esto?”. Dios dice: “¡Para que puedas ser libre!”.

Creí que eso era gracioso (Adamus ríe). ¡Hilarante!  ¿Por qué?  Dios no te lo está haciendo o haciéndolo por ti – el Espíritu o como quieras llamarlo…

LADONNA: Pero sí pienso que la energía está ocurriendo ahora mismo en mi familia porque necesitamos movernos. Estuvimos hablando de ello durante el descanso.

ADAMUS: Literalmente.

LADONNA: Que hay una razón para toda esta energía y es que sí necesitamos el cambio.

ADAMUS: Sí.

LADONNA: Pero es duro cuando estás pasando por él.

ADAMUS: Realmente duro. Pero imagina por un momento – solo un breve momento, con corazón abierto y mente abierta – que pudieras ser libre. Pudieras ser libre. Estupendo concepto.  Estupendo, tan simple, mas sin embargo es tan fácil quedar atascada, y es tan fácil decir: “¿Por qué yo?”. Es tan fácil pretender que no sabes la respuesta, para que puedas seguir jugando el juego.

(Pausa; Adamus ríe).

Diré eso otra vez (algunas risas y Adamus habla muy intensamente). Es tan fácil pretender que no sabes la respuesta ¡para que puedas seguir jugando el juego! ¡No te puedo creer! ¡No te puedo creer! Una vez que reconoces que tú tienes la respuesta… (Llega con alguien para darle un golpecito con el micrófono). Ah, déjame hacer eso con mi mano. Hm. Hm.

Una vez que reconoces que tú en realidad sí tienes la respuesta, el juego termina. Tienes libertad. Solamente termina el juego y tú tienes libertad.

Queridos Shaumbra…  Mm. Mm, mm, mm. Me encanta mi pódium, y el signo de libertad (refiriéndose al símbolo en él).

Queridos Shaumbra, esto es tan importante. Tan simple y tan fácil, pero puedo decirles ahora mismo, a menos que algo cambié aquí esta tarde o esta noche o mañana, dondequiera que resulte que estén, va a ser arduo.

Diré eso otra vez. Queridos Shaumbra, esto es tan fácil, tan fácil. En serio, de veras, destilémoslo. Lleguemos hasta la esencia. Esto es tan fácil, pero, a menos que algo cambie en esta reunión del Shaud, el cual en realidad solo es ustedes, yo solo estoy distrayendo – ¿como mi disfraz de hoy? (Alguien dice “¡Sí!”). ¡Sí!  Sí, sí. Yo quería una corona de oro auténtico. A menos que algo cambie, va a ser difícil. Un par de meses de verdaderos desafíos personales internos, y no necesita ser de esa manera.

¡Pero oh! Solo tengo esta sensación profética – y sensación patética (riendo) – de que ustedes lo van a hacer de esa manera. Sí, probablemente. Probablemente. ¿Por qué? ¿Por qué? (Alguien dice “Es nuestro juego. Nos gusta nuestro juego”). Juego. Patrones. No conocer nada diferente.  No estar realmente seguros, diciendo: “Eh, me gusta el poquito de entretenimiento aquí. Me gusta reunirme con Shaumbra. Me gusta comer, pero oh, no sé. No sé. Debe haber una respuesta en alguna parte”. ¡Está aquí mismo! ¡Ahora mismo! Es ustedes. Está viniendo de ustedes. Está viniendo de ustedes.

Puede ser tan fácil o puede ser difícil. Oh, y el próximo par de meses realmente lo van a decir.

Ahora bien, habiendo sido dicho eso… oh, estoy divagando. Okey. Entonces regresemos. ¿Qué es la libertad? ¿Qué es la libertad? Linda, micrófono por favor.

LINDA: Llamando a tu invitado especial y amigo Jeffrey.

ADAMUS: Sí. ¿Qué es la libertad? ¿Te importaría ponerte de pie?

JEFFREY: Claro. Libertad para hacer cambios. Hacer cambios en mi vida.

ADAMUS: Bien. ¿Qué te gustaría cambiar en tu vida? Número uno en la lista.

JEFFREY: Um, una nueva vía… una totalmente nueva vía en mi vida.

ADAMUS: Totalmente nueva vía.

JEFFREY: Bueno, estoy en el proceso… acabo de renunciar a mi trabajo que tuve por 30 y pico de años, y yo…

ADAMUS: Oh, tomemos un momento y aplaudamos (la audiencia aplaude).

JEFFREY: … ¡estoy disponible!

ADAMUS: Noto que tu compañera no está aplaudiendo, pero… (risas).

JEFFREY: ¡Oh no!  Sí, sí está.

ADAMUS: Y ahora es una palmada de golf.

JEFFREY: (Riendo) ¡Oh no! Ella está muy comprensiva de ello.

ADAMUS: Absolutamente.

JEFFREY: Parece, y apenas estábamos hablando de eso las últimas semanas o los últimos meses, que ellos experimentaron algo similar. Hice aquello por años, y en los últimos meses, últimas semanas…

ADAMUS: ¿Cómo te sientes?

JEFFREY: Bueno, me siento realmente bien, pero me siento asustado.

ADAMUS: ¿Por qué?

JEFFREY: Sé que no dejé aquello para ser un fracasado en la vida, pero no sé qué sea lo siguiente con éxito.

ADAMUS: Sí ¡Bien! ¡Bien, bien!

JEFFREY: Entonces…

ADAMUS: Ese es un punto importante. Te detendré ahí. “No sé cómo se va a ver que es exitoso”. ¡Ah! Ese es un punto tan clave, porque serían los viejos patrones, la vieja mente, las viejas tradiciones y raíces que te lleven a decir: “Bueno, así es como se ve el éxito”.

Es una cosa interesante, aterradora, pero hermosa de decir, “No quiero mirar el mañana con la mente de hoy o los ojos de hoy. Sé que el mañana es grandioso. Sé eso. Está en mi corazón. Lo sé. Y estoy dispuesto a permitirlo, incluyendo cualquier cosa”. Ahora bien, ese “cualquier cosa”, eso es lo difícil. Cualquier cosa – puesto que existe la tendencia, y voy a… voy a… tengo placas y cosas por todas las paredes, posters y calcomanías en todos tus coches.

Iluminación y libertad no es una cosa “al parecer, quizá, un tanto”. No lo es. Es una cosa “todo o nada”. Pregúntales a los Maestros Ascendidos. Es una cosa “todo o nada”. Y no es algo que haces un poquito de iluminación. Ella es o no es. Porque si solo estás haciendo… si estás probando las aguas, vas a hallar que hay tiburones ahí dentro.

Iluminación, libertad – no puedes tener un poquito de libertad o una cantidad mediana de libertad o siquiera la percepción de un montón de libertad. Ella es o no es, y eso es parte del problema. Ahí es cuando la mente sí entra – tú controlando tu mente – diciendo que: “Le echaré un vistazo. Renunciaré a mi trabajo. Ese es un gran paso, pero solo voy a ver qué sucede a continuación. No voy a hacer nada más. Tomaré un poquito de libertad”. Pero un poquito de libertad es incluso más de una prisión, verás.

Un poquito de libertad es de hecho, en mi opinión, peor que ninguna libertad, puesto que ahora estás entrampando a la libertad. Ahora estás controlando a la libertad. Se supone que la libertad es libre. Por eso la llaman libertad. Ahora estás entrampando a la libertad para que un día, cuando tu corazón diga que estás listo para la verdadera libertad, ya vayas a conocer y tener experiencia con una forma distorsionada de libertad – una libertad que has controlado. Luego la mente va a venir y una vez más decir: “Mira lo que sucedió la última vez que intentaste la libertad”. Tu mente va a decir: “Tú no sabes nada sobre la libertad. Tienes que ir a estudiar la libertad de alguien más”, y no puedes. No puedes. La libertad es algo que te das a ti mismo.

Así que es o todo o nada, y es muy, muy aterrador. Muy aterrador, ciertamente (Adamus saluda con la mano  hacia la cámara). Saludando a todos mis amigos. Sí. Es muy aterrador pensar que es todo o nada, que no solo es dejar el trabajo. Dijiste que estabas buscando un cambio, Jeffrey, una vía totalmente diferente, totalmente diferente, ¿pero qué estás conteniendo ahora mismo? ¿Cuáles son los obstáculos, las dudas, los intervalos?

JEFFREY: La dirección.

ADAMUS: ¿Saber la dirección?

JEFFREY: Qué…

ADAMUS: No hay ninguna. Y esa es la buena noticia. Esa es la mera buena noticia, porque si hubiera una, hubiera sido imaginada desde la vieja manera humana, la manera Vieja Energía. Así que en realidad no hay ninguna, y el desafío y la belleza son, ¿puedes aceptar eso?

JEFFREY: Así creo.

ADAMUS: Así crees.

JEFFREY: Bueno, quiero creer que si mi corazón está abierto y yo estoy abierto y lo dejo fluir, las cosas vendrán. Yo manifestaré oportunidades y posibilidades para Terri y yo, y todo estará bien.

ADAMUS: Sí. Y… y… cuando uno verdaderamente hace esa elección de la libertad y realmente está listo para ella, no todo va a estar bien al principio, como algunos de ustedes puede que hayan descubierto. Inicialmente, hay un proceso de limpieza, clarificación, cambio que tiene lugar. Desafortunadamente, muy a menudo puede resultar en cosas como perder tu trabajo, perder tu casa, perder tu sentido de identificación contigo mismo, perder tus creencias, perder tus amigos – si te queda alguno (algunas risas) – perder tu relación (Adamus ríe). Yo siempre seré tu amigo.

JEFFREY: Gracias.

ADAMUS: Posiblemente perder esas cosas que el humano mantenía cerca y entrañables, y eso es muy aterrador. Eso es muy aterrador. Pero pregúntenle a cualquier Maestro Ascendido a lo largo del camino, y… de hecho ellos acuñaron una frase que más tarde fue usada como texto en la canción: Libertad es solo otra palabra para nada más que perder. Yo me estoy riendo. Kuthumi se está riendo. Libertad es solo otra palabra para nada más que perder. Qué profundísima. Absolutamente.

Por cierto, Cauldre quiere un concursito de preguntas y respuestas aquí (suspirando). Okey. Quién escribió… (la audiencia está dando respuestas).  ¿Quién escribió el texto para la canción, sí, “¿Bobby McGee y yo?”. ¿Quién escribió el texto? (Alguien grita “Kris Kristofferson”). Kris Kristofferson, según Cauldre.  ¿Quién popularizó primero la canción, la llevo a la lista de éxitos (Alguien dice “Janice Joplin”). Intenten otra vez.  ¿Quién la popularizó primero, la llevó a la lista de éxitos? (Alguien dice “¡No nos hagas usar nuestras mentes!”; risas de la audiencia y Adamus). Este es el jueguito de Cauldre, no mío (hay una leve pausa). El Rey del Camino, Roger Miller. Sí, el primero. Más tarde Janice Joplin y otros cantantes. Pero, sí, entonces avancemos (risas cuando Adamus pone los ojos en blanco). Él está tratando de distraerme (Adamus ríe).  Entonces bien. Libertad es solo otra palabra…

A propósito, la palabra libertad… libertad – si miran atrás a los orígenes de la palabra “libertad” en el idioma inglés, también el idioma alemán – libertad significa paz. Qué concepto. Cuando ustedes tienen libertad, tienen paz. Y la energía respaldándola detrás es la Diosa Frita. Frita.

F-r-i-t-a, para aquellos que están transcribiendo. La Diosa Frita. Liberar. Liberar es lo que realmente significa. Bien. Continuemos.

Libertad. ¿Qué es la libertad para ustedes? Linda va a pasarles el micrófono. ¿Qué es la libertad para ustedes? ¿Te importaría ponerte de pie querida?

LESLIE: Hacer elecciones solo para mí misma.

ADAMUS: Hacer elecciones solo para ti misma. Excelente. ¿Lo haces?

LESLIE: Estoy mejorando en ello.

ADAMUS: En una escala del 1 al 10 ¿dónde estás?

LESLIE: Eh, entre un 6 y un 7.

ADAMUS: Bien. ¿Qué te está conteniendo del resto?

EDITH: Está casada (muchas risas).

ADAMUS: Para aquellos que no lo escucharon, Edith fue tan amable en ayudar y decir: “Está casada”.

EDITH: ¡Está casada!

ADAMUS: ¡Con él! ¡Con él! (señalando a John Kuderka; risas).

LESLIE: ¡Con él!  Te echo toda la culpa.

ADAMUS: Sí, gracias. Todos lo hacen.

LESLIE: No. En serio, eso es parte de ello. Estar casada es parte de ello.

ADAMUS: Claro.

LESLIE: Tú sabes, sentir que hay responsabilidad en esa relación.

ADAMUS: ¿Estás felizmente casada?

LESLIE: Absolutamente.

ADAMUS: Buena respuesta (risas). Buena respuesta.

LESLIE: El día de hoy (riendo). El día de hoy.

ADAMUS: Esa es una respuesta mejor. Bien. Entonces, la responsabilidad, otras personas. De hecho, esa es la realidad. Ahora bien, ¿la libertad cambia eso? ¿La libertad cambiará la responsabilidad que tienes con otros?

(Ella hace una pausa).

¡Sí! ¡No me digas!

LESLIE: Sí.

ADAMUS: Sí, sí.

LESLIE: Absolutamente.

ADAMUS: Luego serás libre para amarlos, ayudarlos, estar para ellos. No será una deuda o una obligación. No será nada que sientas que tienes que hacer sino que simplemente quieres hacer. Se remonta a uno de mis dichos favoritos que creé – “Solo un Maestro puede estar en servicio. Todos los demás son solo un sirviente”. Lo mismo: El Maestro es libre y puede dar y compartir con otros libre y abierta y amorosamente sin ninguna sensación de obligación o necesidad de recibir nada de regreso.

Es una cosa estupenda, pero una cosa muy dura, particularmente si tienes hijos, cónyuge, otra gente confiando en ti. Una de las mayores excusas humanas por no tener libertad es: “Bueno, mis hijos me necesitan”. De hecho, no te necesitan. Ni siquiera les gustas muchas de las veces (risas). Muchas de las veces, no siempre. Cierto. Te aman, pero a veces sencillamente no les gustas tanto.

Es una de las mayores excusas, y es interesante, una dinámica muy, muy interesante. Existe una percepción – muchos de ustedes están hasta dirigidos hacia este destino – la percepción de que “voy a ser libre cuando _______” llenen el espacio en blanco. “Cuando los niños sean mayores, mi cónyuge se vaya, cuando le pegue a la lotería, gane diez millones de dólares”. Sí (Adamus ríe). Sí, “O esté muerto. Esté muerto. Cuando finalmente suelte este cuerpo físico y yo mismo trascienda, voy a ser tan libre”. No, no en modo alguno. De veras, no. Se sorprenderían.

Me gustaría sacarlos alguna noche. Deberíamos hacer esto. Halloween – qué buena noche. La noche de Halloween. Salgamos y visitemos – ¡oh sí, estupenda idea! – salgamos y visitemos los Reinos Cercanos a la Tierra. ¿Por qué? ¿Por qué no? Ellos están viniendo aquí a visitar, así que sencillamente iremos e igualmente  nos reuniremos con ellos. Así que pongamos eso en el calendario. Haremos un Halloween especial… sí. Noche de Todos los Santos. Saldremos a los reinos astrales, las otras dimensiones y verdaderamente sentiremos dentro de ello. Iremos como muy sigilosos para que no nos vean o sientan. Podemos hacer eso. Podemos camuflarnos. Dios mío, ustedes lo hacen todos los días. Podemos salir allá y ver de qué se trata en realidad  la tierra-fantasma, y ustedes van a aprender en la experiencia… ¿ya pusimos eso en el calendario? ¿Está puesto en el sitio web? (Risas). ¡Debería estar!

LINDA: Está hecho.

ADAMUS: ¡Debería estar! Bien. Está hecho. Solo considérenlo hecho. Excelente. ¡Ah! Mi bebida. Yo debería beber una de tus bebidas, David (David está usando un fajín lleno de botellitas de whiskey; se las ofrece a Adamus). Cauldre dice que no soy libre de hacer esto (risas). Más tarde (Marty dice “¡Muéstranos de qué estás hecho!). Sí. Muéstranos de qué estás hecho tú. Eso es – ¡me gusta eso!  (Risas). Ven acá, Mofo (más risas). ¿Vas a manejar hoy en la noche?

MARTY: No.

ADAMUS: No, bien. ¿David?

MARTY: ¿Soy yo, cariño?  (Risas).

ADAMUS: Oh, eres tan libre (más risas). David, ¿podríamos tener un trago?  Sí.

MARTY: Algo suave, por favor.

ADAMUS: Algo suave. Puedes tomar dos.

MARTY: Bueno, cierto. Eso es lo que estoy pensando, sí.

ADAMUS: Sí, sí, sí. También vas a cantar más tarde ¿correcto?

MARTY: ¡Oh sí!

ADAMUS: Ohhh – ohhhh sí, sí. ¡Bebe dos! Okey. Quisieras… aquí, yo tomaré el micrófono para que tú puedas beber.

MARTY: Oh ¡vaya!

ADAMUS: Sí, vaya.

MARTY: ¡Si mamá pudiera verme ahorita! (Risas).

ADAMUS: (Riendo). Te está viendo. Sí. Buena cosa. Por…

MARTY: ¡Por la libertad!

ADAMUS: ¡Por la libertad!  Libertaddddd!  (Aplauso de la audiencia). ¡Oooh! ¡Oooh! (Marty bebe la botellita de whiskey). Libertad. Sí, sí, sí, y luego tienes que arrojarla simbólicamente, sí, al fuego (risas cuando Adamus arroja la botellita). Bien. Y la segunda.

MARTY: ¡Oh!

ADAMUS: Oh sí, sí.

MARTY: Oh jo.

ADAMUS: ¡Oh, oh! ¡Sí, Mofo! Sí. Y luego cuando acabes, tú la arrojas. ¿Pueden abrir la chimenea para que la pueda meter ahí?

MARTY: ¡Por la libertad! (Hablando como si estuviera borracho; muchas risas, vítores y aplausos cuando la arroja).

ADAMUS: ¡Oh! Estoy absorbiendo las fumarolas por aquí.  Sí.

MARTY: Creo que esta es de vidrio

ADAMUS: Está bien.

MARTY: ¿Sí?

ADAMUS: Claro, claro, claro. Alguien la cachará (la arroja a la chimenea; la audiencia vitorea).  Gracias. Entonces ¿dónde estábamos? Libertad. No importa. Libertad. Oh, teníamos que quebrar la seriedad. ¡Oh! ¡Se estaba haciendo tan pesado! Era “¡Ohh, mortífero!”.  Oh, hablando de mortífero – Halloween, ahí es donde estábamos. Sí, en Halloween saldremos. Haremos un viajecito a los Reinos Cercano a la Tierra.

Pero hay una suposición incorrecta común de que cuando mueres repentinamente tienes libertad. No. No, de ningún modo. A veces es peor, más infernal, porque de repente te das cuenta de que en realidad no la tienes. De buenas a primeras las respuestas no aparecieron ante ti de la noche a la mañana. Todavía tienes los mismo asuntos, los llamarías, que tenías cuando – ¡shwttt! – te deslizaste fuera del cuerpo. Solo que no tienes un cuerpo. Entonces repentinamente te das cuenta de hay una cierta ventaja en tener un cuerpo, cierta ventaja en tener este tipo de experiencia muy sólida en la 3D donde puedes de hecho tener una oportunidad de percibir, de realmente entender qué está pasando. Y entonces ¿qué haces?  Tratas de regresar y agarrar un cuerpo de inmediato. Y la prisa está encendida.

Así que volvamos a ella. Linda, con el micrófono. ¿Qué es la libertad? Y ustedes saben que yo les daré la respuesta al final. ¿Qué es la libertad?

PAUL: Nada más lo haces.

ADAMUS: Nada más lo haces. ¿Tú nada más lo haces?  Todas estas palabras valientes y audaces, sí, pero ¿puedes imaginarte estando al frente de tus estudiantes – lo cual haces, faraón (está disfrazado de faraón) – y decir: “Nada más háganlo?”. Suena estupendo. Te hace querer bailar, te hace querer escribir una canción. Pero ¿tú lo haces?

PAUL: Sabes, cuando lo intentas, se hace más fácil hacerlo otra vez y otra vez y otra vez.

ADAMUS: Bien. Bien. Y dame un ejemplo – ejemplo de la vida real.

PAUL: Sabes, solo bailar alrededor, aun cuando no tenga mucho sentido.

ADAMUS: Sí. ¿Lo haces?

PAUL: Lo hago.

ADAMUS: Bien. Excelente.

PAUL: Y me encanta.

ADAMUS: ¿Frente a otras personas?

PAUL: Sí.

ADAMUS: Bien.

PAUL: Sí. (Alguien dice “¡vamos arriba!”)

ADAMUS: Ven acá arriba (risas). Entonces ¿tenemos un poco de música para acompañarlo?

¿Necesitamos música?

PAUL: No.

ADAMUS: No, no necesitamos música. Adelante. Adelante (Paul comienza a bailar alrededor; la audiencia aplaude). El faraón baila. Camina como un egipcio. Baila como un egipcio. ¡Baja como un egipcio! (Risas cuando continúa bailando y se quita el turbante). Creo que hemos llegado bastante lejos aquí, ¡Bastante lejos! Este es un show de familia. Gracias. De manera que sí lo haces, y de hecho gracias por hacerlo.

PAUL: Gracias a ti.

ADAMUS: Sí.

LINDA: ¿Estás hablando de un show de familia después del alcohol? ¿De veras? (Risas).

ADAMUS: Yo no estoy bebiendo. Todos ustedes están. Son mayores de 18.

MARTY: Sí.

ADAMUS: Sí, sí. Bien. Bien.

Entonces dime ¿Qué te gustaría nada más hacerlo, pero sencillamente no lo has hecho?

PAUL: Correr desnudo por un lugar público (muchas risas de Adamus y la audiencia). No es del todo la temperatura adecuada.

ADAMUS: No es del todo… (Alguien dice “Está caliente aquí adentro”; más risas). Está caliente aquí adentro. A veces tengo que preguntar – ha pasado un ratito desde que he sido un humano – ¿por qué quieres correr desnudo por un lugar público?

PAUL: Libertad.

ADAMUS: Libertad, bien, bien. Sí. Bien.

PAUL: Es libertad.

ADAMUS: Sí, liberación.

PAUL: Liberación.

ADAMUS: Así que teóricamente podrías sencillamente salir al bosque y hacerlo solo. No tiene…

PAUL: Lo he hecho.

ADAMUS: ¡Ah! ¡Ah! ¿Video?  ¿YouTube?

PAUL: No.

ADAMUS: No. Bien, bien. Gracias. Bien. Bien. Entonces ¿hay alguna otra cosa aparte de correr desnudo por un lugar público?  Quiero decir, ¿esa es tu más alta aspiración en la vida?  (Risas).

PAUL: Hmmm.

ADAMUS: Nada más hacerlo. Solo toma una respiración profunda conmigo por un momento, todos ustedes, con “Nada más hacerlo”. ¿Qué sería eso? Respiración profunda. Nada más hacerlo. Algo que verdaderamente es un deseo del corazón. Nada más hacerlo. ¿Qué sería eso?

PAUL: (Cantando)  ¡Libertadddddd!

ADAMUS: (Cantando también)  ¿Seríííííííííía?  (Risas).

PAUL: ¡Solo cantarlo a gritos! Solo cantarlo a gritos.

ADAMUS: Libertad.

PAUL: Solo cantarlo a gritos.

ADAMUS: Solo cantarlo a gritos. Bien, bien. ¿Esa es la más alta aspiración, cantar libertad?

PAUL: En este momento, eso es todo.

ADAMUS: Eso es todo. Bien. Excelente. Entonces hagámoslo.

PAUL Y ADAMUS: ¡Liiibertaddddddddddddddddd!

ADAMUS: Bien. Gracias. Gracias (aplauso de la audiencia).

Para aquellos de ustedes que están viendo por primera vez – puede que sea la última vez  – nosotros hacemos algo diferente e interesante aquí. Cuando estamos reunidos así, nos divertimos. Qué concepto en su vida, sí. Hacemos un montón de distracciones. Vean, cuando la energía se hace pesada, aburrida, mental, hacemos algo que sea divertido, animado, algo inesperado, algo para distraer por un momento, distraer la mente, distraer del trabajo duro y pesado cotidiano, distraer de sus problemas, vean. Eso es lo que hacemos aquí. Esta es el aula de la nueva energía espiritual.

Gracias. Bien. Cantamos, bebemos, y más adelante vamos a correr desnudos por un lugar público (risas).

PAUL: En el verano.

ADAMUS: Sí, en el verano.

PAUL: En el verano.

ADAMUS: Sí, pero un verdadero desnudista – es como un oso polar de verdad que irá a nadar en el día más frío – a un verdadero desnudista no le preocupa.

PAUL: Yo no soy un oso polar.

ADAMUS: (Riendo). Bien. Okey. Continuemos avanzando. Solo unos cuantos comentarios más. ¿Qué es la libertad? ¿Qué es la libertad, Hermana?

KATHLEEN: ¡Hermana!

ADAMUS: ¡¿Qué pasó?!  (Ella está disfrazada de monja embarazada). ¿Estabas practi… quieres ponerte de pie por favor? Acércate al frente. ¿Quieres acercarte acá al frente?  Sí. Sí. Una poca más de la cuenta de libertad en el convento, una poquita más de la cuenta… no… una poquita más de la cuenta de libertad.

SART: (Disfrazado de sacerdote). ¡Yo no lo hice! (Risas).

ADAMUS: Aquel que habla más fuerte… (Más risas de Adamus y la audiencia). Pues, Hermana, lo siento mucho. Es como una concepción inmaculada, estoy seguro (alguien dice “no fue inmaculada”). Ah, bueno. Bueno.  ¿Vas a beber eso?

KATHLEEN: No, yo te lo iba a dar a ti.

ADAMUS: Ah, bueno. Dámelo a mí. Bien. Bien.

KATHLEEN: (Dándole una botellita de licor “Hipnótico). Se llama Hipnótico.

ADAMUS: Hipnótico. Bueno. Lo rociaré sobre todos. ¡Ah!

KATHLEEN: ¡Es de Francia! ¡Es de Francia!

ADAMUS: ¡Francia!  (Burlándose de la forma en que dijo Francia). No dices Francia. France (pronunciado en francés)

KATHLEEN: France  (dicho con la pronunciación francesa).

ADAMUS: ¡France! Sí, gracias. Por favor, querida. Por favor. Libertad. ¿Qué es la libertad?

KATHLEEN: Um, solo estar en el momento.

ADAMUS: Pamplinas.

KATHLEEN: Pamplinas.

ADAMUS: Oh vamos, por favor.  Lees estos libros y coges estas líneas “Estemos todos en el momento del Ahora” – ¡Pttt! (escupe). Quiero decir, si realmente lo estás haciendo, bien. Pero vamos, momento del Ahora. Dame algo tangible. Dame algo con lo que pueda regresar con los  otros seres ascendidos y decirles que hoy verdaderamente obtuve algo profundo aquí en el aula. Dame algo que sea real.

La libertad. ¿Qué es para ti?

KATHLEEN: Cuando oigo eso solo veo a Corazón Valiente gritando libertad.

ADAMUS: Más pamplinas.

KATHLEEN: ¡Eso es lo que veo! ¡Eso es lo que veo!

ADAMUS: Okey, bueno.  Me alegra que veas eso, pero quiero que lo apliques en tu vida.

Sostén esa espada.

KATHLEEN: A mi vida.

ADAMUS: Con tu otra mano. Nah, intercambias, anda así. No, sostienes el micrófono, sí (risas cuando ella está tratando de cambiar de manos el micrófono y la espada). Entonces ahora, sostenla en alto pero no apuntes hacia mí, Aandrah, On, Linda, David.

KATHLEEN: Oh.

ADAMUS: Sí, apunta hacia otro lado. Yo me voy a parar aquí atrás (va al fondo del salón). Libertad. Entonces, que sea Corazón Valiente. Que sea Corazón Valiente. Vamos, haz lo de Corazón Valiente.

KATHLEEN: ¡Libertaddd!  (Un poco débil).

ADAMUS: ¡Oh vamos! Oh no, espera. ¿De veras? ¡¿De verdad?!

KATHLEEN: ¿De verdad?

ADAMUS: Sí, no. Tú dijiste que Corazón Valiente te viene a la mente – (Adamus ríe). Yo me estoy divirtiendo tanto hoy – te viene a la mente cuando piensas en la libertad. ¿Sabes por qué?  Está ahí en la botella. Efecto hipnótico, hipnosis. Oh, la mente va a esta escena de Corazón Valiente. Así que haz Corazón Valiente, pero ¡ponle pasión!  Levanta esa espada. Sí. Sostén en alto ese micrófono (alguien dice “Anda Kathleen”). Sí. No golpees la lámpara (Adamus ríe).

KATHLEEN: Libertaddddd. (Todavía un poco débil).

ADAMUS: No, no, no. Eso sonó más como constipación (risas). Ehhhhh! Ehhhhh! Ehh!

KATHLEEN: Ohhh.

ADAMUS: Hagámoslo de verdad. Yo sostendré el micrófono. Okey. Adelante.

KATHLEEN: Libertaddd (como gruñendo; la audiencia ríe).

ADAMUS: ¿Te gustaría que todos participaran en esto?

KATHLEEN: ¡Sí!

ADAMUS: Sí. Sí, sí, sí. Pero no lo van a hacer. Hagámoslo otra vez.

KATHLEEN: ¡Libertadddddd!  (Un poco más fuerte).

ADAMUS: Oh, realmente asustaste al enemigo hasta cagarse (Adamus ríe). ¡LIBERTAD! (gritando). Así. ¡Libertad! ¡Con pasión! Ese es el problema, querida.

KATHLEEN: Okey.

ADAMUS: Eh, la tienes pero está escondida. No dejas que salga. No te estás… no te estás dejando ser libre. El estrado es tuyo. Todos están observando. Veinticinco mil personas observando en línea.

KATHLEEN: ¿Veinticinco mil?

ADAMUS: Esta es tu oportunidad. No golpees la lámpara… esta es tu… o la pantalla de TV o a nosotros. Pero aparte de eso, eres totalmente libre (risas). Adelante.

KATHLEEN: ¡Libertad!  (Como que lo ladra).

ADAMUS: ¡Oh! Me marcho. Ya terminé (risas). Eso es suficiente.

Solo dices… dices “Veo esta escena de – cómo lo llamas – Corazón Valiente. Veo esta escena y eso me inspira libertad” (Adamus lo dice con vocecita aniñada). ¡Por favor! ¿Ves la contradicción – no solo en ti, sino en todos ustedes – la contradicción entre lo que te oigo decir a veces y lo que en realidad haces, entre algunos pensamientos y creencias makyo altivos? Y esos pensamientos y creencias makyo (hablando fieramente), eh, esos te están guardando de tu libertad.

¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

KATHLEEN: Libertad (como que lo ladra otra vez).

ADAMUS: Pues, no… (risas). No, quiero que lo hagas. No a mí. ¡Como que lo dices en serio!

EDITH: Anda, en voz alta.

KATHLEEN: ¡Libertadd!  (Gritando)

ADAMUS: ¡Oh Jesús!

LINDA: Eso estuvo un poco mejor.

ADAMUS: Libertad (lo dice profundo y fuerte).

KATHLEEN: Libertad.

ADAMUS: Libertad.

KATHLEEN: Libertad.

ADAMUS: Libertaddd.

KATHLEEN: Libertaddd.

ADAMUS: Li… (riendo) Libertad.

KATHLEEN: Libertadd.

EDITH: Baja tu voz al estómago.

KATHLEEN: Libertad (más bajo).

ADAMUS: Siéntelo ahí (señalando su vientre “embarazado”; risas). Ni siquiera se trata de bajo, se trata de auténtico. No tiene que ser en fuerte. Libertad.

KATHLEEN: Libertad (alguien dice “Rocanrol, Kathleen”). Libertad.

ADAMUS: Libertad.

EDITH: Imagina que estás en tu caballo. ¡Estás yendo a toda velocidad a través del bosque!

ADAMUS: Sube acá Edith (muchas risas y aplauso). ¡Ustedes dos juntas! Por favor. Por favor.

LINDA: Debías haberlo sabido.

ADAMUS: Me encanta este grupo. Justo cuando estaba listo para salir por la puerta, ustedes me lo prueban.

EDITH: Quiero tomar lecciones.

ADAMUS: Vengan acá juntas. Ustedes dos – libertad. Libertad. Tomar lecciones ¡¿haciendo qué?!

EDITH: Dije que quiero tomar lecciones de  mantener mi boca cerrada (risas).

ADAMUS: ¡Podríamos hacer eso! Pero no, Edith – aquí, toma eso (el micrófono) – nos encanta lo que tienes que decir (la audiencia está de acuerdo). Tú eres un espíritu estrella de rock por todo el mundo en esa cámara aquí mismo. Todos están diciendo: “¡Edith! ¡Edith! ¡Edith! ¡Edith! ¡Edith!”. (La audiencia también está entonando “¡Edith!”; Adamus ríe). El show de Jerry Springer aquí (risas).

Tú puedes bajar la espada. Edith, libertad.

EDITH: (En voz alta). Libertadddddddd-arrrggh! (Aplauso de la audiencia).

ADAMUS: Juntas. Juntas. ¡Las Hermanas Libertad! (Adamus ríe). Edith y Libertad.

EDITH: Tres, dos, uno…

KATHLEEN Y EDITH: ¡Liiibertadddddddddd! (Algunos aplausos)

ADAMUS: Eh, sonó como un gato, saben, en una cacería, o… Intentémoslo de nuevo, para todos los que están sintonizados…

EDITH: Forcé mi…

ADAMUS: Sí. No, no lo hiciste. Hagámoslo de nuevo, pero sin el chillido al final. Okey. Okey.  Mmmmm (está canturriando). Mmmmm.

KATHLEEN Y EDITH: Libertaddd.  (Como cantando en voz baja)

ADAMUS: Están en la iglesia. Suena como, “Libertadd (risas) Él me dio la libertad”.

EDITH: Estoy haciendo mi libre elección de bajarme de este estrado (risas).

ADAMUS: Gracias. ¡Eso es libertad! ¡Ahh! ¡Ahh! (Aplausos). Tú no tienes libre elección (a Kathleen). Bueno. ¡Gracias! Gracias (ella se va a sentar). Gracias solo por marcharme así. Eso fue bueno.

¿Dónde estamos? ¿Quién sigue? Libertad. ¿Qué es la libertad?

LINDA: Creo que deberíamos checar con Mofo (risas).

ADAMUS: ¿Puedes intentar ponerte de pie?- Intenta ponerte de pie.

MARTY: (Hablando como si de veras estuviera borracho). Uh, la libertad es cuando vas al baño, al parecer… (Risas).

ADAMUS: ¡Sí! ¡Sí! (Adamus ríe).

(Hablando claramente). Cero aprehensión, cero expectativa.

ADAMUS: Okey, bien. Me gusta eso. Claro. No… ¿podría decir ningún paréntesis?

MARTY: Sí.

ADAMUS: Ningún paréntesis (lo escribe). Okey, bien.

MARTY: Eres libre de hacerlo.

ADAMUS: Ningún paréntesis (risas). Bien. Ningún paréntesis. Excelente. Gracias.

Sintiendo dentro de la Libertad

Me gustaría tomar un momento ahorita. Estamos hablando de la libertad. Estamos teniendo algo de diversión, a veces un poco tontamente quizá, pero en realidad, en realidad para mantener las energías moviéndose. Es tan importante reírnos de nosotros mismos, no tomarnos tan en serio. Un poco de risa es bueno.

La libertad es un tema muy pesado, de hecho, porque ahora mismo hay tanta reluctancia para tenerla. Todas las excusas en el mundo para no tener libertad. Cada ocasión para pretender que ustedes no saben lo que es la libertad, que… y lo otro es que a veces se dicen que son libres, pero no lo son. En realidad no conozco ningunos humanos que ahora mismo sean realmente libres.

Tomemos un momento y solo sintamos dentro de esto que va a ser una parte tan importante en su vida en el próximo par de meses.

Déjenme reiterar – eso significa repetir. Tuve que decirle eso a Cauldre (algunas risas). Déjenme repetir: En el próximo par de meses – no hay una fecha rígida solo que en el próximo par de meses – todo lo que llegue a su vida, cada experiencia, todo lo que suceda va a estar relacionado con la libertad. Va a ser acerca de la libertad.

Las energías van a estar dirigiéndolos respecto a la libertad, van a tomar puerto directo en su cara, y puede ser la cosa más divertida, fácil, satisfactoria y gratificante que alguna vez hayan hecho, o la más difícil. No, ustedes no quieren eso (alguien dice “No”). No. Tú dices eso. Tú dices eso, pero pongamos aquí las cosas sobre la mesa, queriendo decir que no tengamos makyo. Ustedes dicen eso, pero miren lo que están creando. Miren lo que están creando.

Están haciendo un trabajo maravilloso, con todo y todo, pero todavía existe esta vacilación, este paréntesis. Aún existe esta sensación y actitud de “No estoy seguro de si verdaderamente la estoy obteniendo”. Aún existe esta espera de que ocurra algo fuera de ti para que puedas responder a ello en vez de crearlo por ti mismo. Eso es auténtica libertad, cuando la estás creando; cuando entiendes todo lo que te suceda de ahora en adelante, sabes que lo estás creando. Está viniendo de ti. No estás cuestionándote sobre ella, no solo estás declamando lindas palabras, sino que andas “¡Ah! La belleza de mis creaciones”.

Ahora bien, una creación no es algo que tienen que construir en su mente. Una creación no es algo que tienen que planear. En realidad no pueden planear una creación. Planear es una cosa mental muy humana – muy humana. La creación es dar cabida al libre flujo de energías, ningunos sis, ys o peros respecto a ella. Pero lo que sucede – aunque eso suene realmente bonito, aunque hayan estado trabajando en esto por muchas, muchas vidas – lo que sucede es que hay un montón de sis,ys y peros, o peor aún – agreguémosle a esa lista de “si, y, y pero” – “sencillamente no sé”. Eso quizá sea más peligroso o más doloroso que “si, y, o pero”

En esto de la libertad – no existen sis, ys o peros. Ella es o no es. Así de simple.

Tomemos una respiración profunda y sintamos dentro de la libertad.

Hablamos de ella. Hemos usado palabras, pero ahora sintamos dentro de ella.

(Pausa)

Libertad…

(Pausa)

¿Cómo se siente eso?

(Pausa)

Libertad…

(Pausa)

Ahora bien, ¿cómo se sentiría eso en su vida? ¿Cómo se sentiría eso en su vida?

(Pausa)

No solo una poca… sino toda.

Libertad de conocerte a ti mismo, sin estos muros o barreras.

Libertad para conocer y recordar y ser esto que llamas tu alma. Está ahí mismo. En realidad no está en ninguna otra parte. La libertad de ser consciente de ella, consciente de ti.

¿Cómo se sentiría eso?

(Pausa)

Oh. ¡Oh, oh! Detengámonos aquí. Sencillamente… eh, detengámonos. ¡Ohhh! ¡Tanta energía mental! ¡De veras!  De veras.

Ya…  Adamus suspira pesadamente) no tiene que ser así. Tanto pensar. Creo que yo dije ¿sentir?  Sentir la libertad, y ahora ustedes están empezando a pensar acerca de la libertad.  ¿Cuál es la diferencia? Bueno, si están pensando, su cabeza – hay tensión ahí dentro, porque la energía está ensayando. Si están pensando, hay una limitación.

Cada uno de ustedes, y ustedes allá afuera también (mirando a la cámara), cuando dije: “Sientan la libertad”, deberían haber estado sonriendo. Ah, no había muchas sonrisas en este salón. Espero que la cámara esté captando todo esto. Las cámaras. Y para ustedes allá afuera, andan como, “¡¿Qué están haciendo ellos hoy ahí?!”.

Así que les pedí que sintieran la libertad. Ustedes están pensando acerca de ella. Están pensando de una manera lineal que eso sería como mañana salir por la puerta con libertad. Por favor, solo sintámosla primero.

Entonces intentemos esto otra vez. Tomen una buena respiración. De hecho, voy a pedirle a Aandrah que suba aquí por un momento. ¿Harías unos cuantos minutos de respiración libre?

AANDRAH: Sí.

ADAMUS: Respiración libre.

AANDRAH: Sí.

ADAMUS: Sí, por supuesto.

AANDRAH: Por la alegría de ello. Por la alegría de ello, sientan eso. Dije antes la gratitud, déjense sentir la alegría de ella. La libertad. Dejándolos a ustedes vivir.

Respiren.  Respiren así profundamente. Apercíbanla fluyendo dentro… fluyendo dentro. Todo lo que tienen que hacer es recibir, todo el camino hasta el centro de ustedes, inhalando y exhalando. Reciban. Reciban así jubilosamente, sí.  Sí, sí.

Inhalando…  exhalando. El romance. La libertad. Inhalando…  exhalando.

Sí. ¡Oh sí! Permítanse recibir. Inhalando… y exhalando.  Sí.

Inhalando… y exhalando. Sí. ¡Oh sí! ¡Siéntanla! Sientan como que está fluyendo hacia cada fibra de ustedes, esta vibración que puede parecer nueva, pero permanezcan abiertos y respiren.

Respiren, sí, llenándose profundamente. Recibiendo, respirando, sí. Sí. Por la alegría. Oh sí.

Exhalando para que puedan recibir aún más. Sí. Oh sí. Vida gozosa, gozosa.

Inhalando y exhalando. Sí. Fabuloso romance. ¡Viviendo de verdad! Viviendo. Ya que no están viviendo cuando no tienen libertad. ¡Sí! ¡Oh sí!

ADAMUS: ¿Sonriendo? ¡Bien! Bien. Gracias Aandrah. Sonriendo. Si, la sensación de libertad  (ella le ofrece el micrófono) – oh, a cualquiera – la sensación de libertad debería hacerlos sonreír. Felices, no tan serios. Una liberación, una apertura. Verdadera libertad. Verdadera libertad.

Entonces ahora la pregunta es ¿qué los está guardando de la libertad? ¿Qué los está guardando de la libertad?

¿Qué los está guardando de la libertad? Linda, micrófono por favor. Yo solicitaré algunas respuestas y luego yo daré la correcta (risas). Sí, ¿qué los está guardando?

TIFFANY: Yo tengo una pequeña penetración con la libertad. Recientemente, hace más o menos un mes, asistí a la EES, la cual recomiendo ampliamente. Asombrosa.

ADAMUS: Gracias.

TIFFANY: Maravillosa. Y con eso y mi gran sí…

ADAMUS: EES – Escuela de Energía Sexual.

TIFFANY: Escuela de Energía Sexual. Sí.

ADAMUS: Cauldre me está pidiendo que lo detalle. Gracias.

TIFFANY: Y luego por un ratito ya he sido un gran sí con esto de la libertad. Solo este gran sí, y lo que sucedió en el último mes es que perdí un montón de amigos, un montón de clientes. Las cosas están cambiando, y lo que no pensé que sucedería es que sentiría un vacío. No me di cuenta de que…

ADAMUS: Un gran “Sí, pero…”.

TIFFANY: Correcto.  Hay un pero en mi sí.

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: Hay un pero. Así que es un poquito espeluznante.

ADAMUS: Eso suena extraño. Hay un si en mi pero. (Risas porque suena como “trasero”) (N. de T: Juego de palabras en inglés: but=pero; butt= trasero).

TIFFANY: Sí.

ADAMUS: Oh no, lo siento. Dijiste que hay un pero en tu sí.

TIFFANY: Sí, de cualquier manera. De cualquier manera.

ADAMUS: Lo siento tanto (Adamus ríe).

TIFFANY: Sí, esa es la sensación que estoy teniendo de solo ser un completo y total “Sí, pero…”.

ADAMUS: ¿Podríamos abrir la puerta allá atrás? Estamos sobrecalentando a la gente aquí. Sí, sí. Sí. Entonces, ¿dónde estamos? ¿Dónde estás tú?

TIFFANY: Entonces estoy en este lugar donde todo es bastante incómodo para mí.

ADAMUS: Sí.

TIFFANY: Y, um… la estoy inhalando…

ADAMUS: (Cantando suavemente). La libertad es solo otra palabra para nada más que perder.

TIFFANY: La estoy inhalando, todavía soy sí, y estoy un poco asustada.

ADAMUS: Oh, oh, espera un segundo. Repite eso, exactamente lo que acabas de decir. Estás inhalando…

TIFFANY: La estoy inhalando y todavía soy un sí.

ADAMUS: Eh, no, no. Sí, las palabras lo dicen, pero la energía no está ahí, ve. Estás inhalándola y diciendo: “¡Oh Dios espero, espero que esto funcione! Quizá deberías dar la vuelta e ir por el otro camino”. No lo hay. No lo hay. Y sí, puede que pierdas a todos tus amigos y tu dinero. Puede que pierdas…

TIFFANY: Ese ya lo perdí hace mucho tiempo.

ADAMUS: Sí, sí. De hecho, en realidad nunca pierdes nada. Solo hace una metamorfosis y se expande para regresar de una manera más grande, salvo tus amigos (Adamus ríe). Consigues nuevos amigos. Consigues nuevos amigos, buenos camaradas. En realidad nunca pierdes nada, pero sí en el proceso – y por eso repito este texto: “La libertad solo es otra palabra para nada más que perder” – de liberar, soltar. Pero lo que es más importante: Andar de la manera en que has estado andando o experimentando la libertad, ¿no importando qué? No importando qué.

TIFFANY: No importando qué.

ADAMUS: ¿Soledad? Temporalmente. Nah. Un verdadero Maestro en su soberanía nunca está solo. Su mejor amigo es ellos mismos. ¡Qué estupenda cosa! ¿Pues no es eso lo mejor, ¡ser tu propio mejor amigo!? (Aplauso) Y lo chistoso ocurre; cuando decides gustarte, también le gustas a todos los demás. Sí. Sí. Bien. Entonces soledad. ¿Eso sería todo?

TIFFANY: Um, sí, pero cuando pienso en las relaciones que tenía, no quiero esas de regreso de todos modos. Así que solo es… en realidad no es soledad.

ADAMUS: Detengámonos ahí mismo. Pienso que es tan hermosa la manera en que dijiste eso.

TIFFANY: Es verdad.

ADAMUS: De veras. Y hay una parte de ti que está diciendo: “Oh, pero no tengo una relación. ¡Gracias a Dios!”.  ¿Quisieras por favor solo empezar a agregar “Gracias a mí misma – gracias a Dios o Espíritu” – al final de todo lo que digas? Gracias Espíritu. Gracias yo misma”. Okey, ya puedes continuar. Sí.

EDITH: Y cerrar la puerta.

TIFFANY: El vacío mientras está ocurriendo la transición es solo incómodo, y estoy justo en medio de ello.

ADAMUS: Sí. Sí. ¿Por qué es incómodo?

TIFFANY: Porque estoy renunciando a lo que conocía y aún no estoy bastante segura de qué viene a continuación.

ADAMUS: Exactamente. Hay una expectativa de lo que piensas que debería suceder; estás en esa zona intermedia; todavía estás teniendo ideas humanas de lo que debería suceder – el tamaño de tu casa y tus finanzas y la manera en que debería ser tu vida; estás entrando a toda una nueva zona más allá de lo que hubieras podido imaginar antes. Ahora bien, ¿puedes permitirlo?

TIFFANY: Sí.

ADAMUS: Bien. Y creo eso cuando dijiste eso.  De verdad, de verdad creo eso.

TIFFANY: Yo puedo.

ADAMUS: Luego repentinamente el pie está fuera del freno. Luego repentinamente no hay sis en tus peros o peros en tus sis, y de pronto no tienes que pasar por el desafío. Yo dije antes, es la cosa más fácil que alguna vez pudieras hacer – tener tu libertad – o la más difícil. Tú decides. Tú decides. Bien. Gracias.

TIFFANY: Gracias a ti.

ADAMUS: Excelente. Gracias (aplauso). Y maravilloso atuendo (está disfrazada de Reina de Corazones).

Siguiente. ¿Qué te está guardando de la libertad?

SUE: Bueno, las dos semanas pasadas ha sido la abundancia.

ADAMUS: La abundancia. Sí. Oh lo de la abundancia. Voy a detenerte ahí mismo.

SUE: Sí, yo sé.

ADAMUS: ¡Estoy tan molesto con su falta de abundancia! Todos ustedes.

SUE: ¡Sí! ¡Yo también! (Risas) Es como, ¡así estoy yo!

ADAMUS: Pero divertido, ¡yo no tengo que pagar cuentas! ¿Por qué? ¿Por qué? Vamos a divagar por un momento aquí. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?

Divagación sobre la Abundancia

Ustedes me están avergonzando (algunas risas). Historia verídica. Me están avergonzando con los otros Maestros Ascendidos. Cuando yo dije que iba a trabajar con el Círculo Carmesí y me ubiqué en esta aula de la nueva energía espiritual, ellos se rieron. Rieron y dijeron: “No puede ser hecho, Adamus”. Y yo dije: “Sí, yo creo en Shaumbra. Yo creo en el amor”. (Risas de Adamus y la audiencia). Exagero. Dije: “Yo creo… sí, pero…”. (Risas) Dije: “Yo creo en Shaumbra”.

Ahora bien, cuando voy de regreso, nos sentamos por ahí, sí bebemos como esponjas, ¡pero nunca nos emborrachamos! ¡Eso es lo fantástico! Nunca tenemos una cruda. Eso es lo maravilloso de ser un Maestro Ascendido. ¡Sí! Puedes beber tanto como… ¡miren! Miren a Mofo por allá. Sí. ¡Haciendo el amor! ¡Ni siquiera está escuchando el discurso! (Risas) ¡Denle otro trago! (Risas)

Entonces cuando regreso al club del Maestro Ascendido, y nos sentamos por ahí y fumamos puros… sí, lo hacemos. Bebemos alcohol. Hacemos todas esas cosas que ustedes piensan que no deberían hacer. (Hay una pausa) Sí, eso también lo hacemos.

Entonces cuando regreso allá, ellos dicen: “Adamus, ¿Qué tal va el Círculo Carmesí?”. Y se ríen disimuladamente y se patean unos a otros por debajo de la mesa (risas) “¡¿Qué tal va la Tierra de Shaumbra?! ¡¿Cómo le va a Edith?!”, yo digo: “A ella le va bien. Va a ascender en esta vida, ¡así tenga que obligarla yo!”. (Risas)

EDITH: Ya lo hice, así que estate quieto.

ADAMUS: ¿Ven ahí? ¡Bum! ¡Bum!  Hoy en la noche yo voy a decirles eso a ellos.

LINDA: Repite eso. Repite eso.

ADAMUS: Entonces lo harías en el micrófono.

LINDA: Espera, espera. Aquí. Espera, espera, espera.

ADAMUS: Para que el mundo pueda oír, y los Maestros Ascendidos. A veces ellos no me creen. Y, entonces – lo armaré de nuevo – entonces cuando vaya de regreso y diga: “Ella  ascenderá en esta vida, así tenga que hacerlo yo mismo” y luego tú interrumpes…

EDITH: ¡Ya lo hice!

ADAMUS: ¡Oh! ¡Bum!

EDITH: ¡Así lo hicieron todos en este salón!

ADAMUS: La conciencia cambió. La energía cambió. Sí, pero tú lo dijiste, Edith, y ¿sabes qué? Incluso si no lo dijiste en serio, ¡eso está bien! (Risas)

EDITH: ¡Lo dije en serio! ¡Lo dije en serio!

ADAMUS: Quiero enseñarte algo.

EDITH: No puedes llamarme mentirosa.

ADAMUS: No, yo lo creo. Pero incluso si el resto de ti no lo cree, dilo de todos modos. “Yo lo hice, Adamus! Y tus maldi…” (Alguien empieza a decirlo). Bueno, déjame terminar (risas).  “Lo hice, Adamus, y tus malditos Maestros Ascendidos. Yo soy iluminada y permanecí en la Tierra en mi cuerpo físico. Tú no lo hiciste”.  (Adamus le hace una seña desafiante con la mano; risas y aplauso)

LINDA: ¿Qué fue eso?

ADAMUS: Eso fue “hola”.  (Más risas)

En una reunión reciente, hablé para Shaumbra y dije: “Por favor, solo caminen como un Maestro, incluso si hoy no se sienten como un Maestro. Incluso si se despiertan en la mañana y andan, “Oh, me duele el estómago. Me duele la cabeza. Tengo que ir a mi apestoso trabajo. Tengo que lidiar con el tráfico”, detente por un momento. Solo detente antes de ir más lejos. Toma una respiración profunda, e incluso si no necesariamente lo crees, engáñate – tú eres el mayor mentiroso a ti mismo de todos – engáñate y camina como un Maestro (risas cuando Adamus empieza a caminar como un Maestro)

Solo caminan como un Maestro, y de pronto una cosa curiosa sucede. Empiezan a sentirse como un Maestro. Empiezan a recordar que son un Maestro. Se contonean un poco en su pisada – ¿dónde está mi espada?  Ah – y luego repentinamente sienten que son invencibles. No hay nada que pueda obstaculizar su camino. Caminan como un Maestro (alguien dice “¡So!” mientras él agita la espada) ¡So! ¡Sí!

De repente ustedes caminan como un Maestro y ya sea que carguen una espada o no, de pronto – sí, cerca, ¿eh? – sencillamente de pronto sienten como que tienen esta gran espada de la verdad y todos se largan del camino. No que vayas a cortar la bonita cabeza de alguien, Dorothy, sino que repentinamente solo sientes que tú eres una Maestra, así que caminas como una Maestra. ¡Maestra Samurái! Eh, está bien, caminas como una Maestra impasible, como un Maestro Kuthumi.

Me encanta su nuevo producto – Estudio K. ¿Por qué no pensé yo en eso? Caminan como un Maestro, y luego repentinamente parte de ustedes despierta y empieza a actuar como uno, empieza a creer que son uno.

Ahorita…  ¿detendrías mi espada querida?  Ahorita (risas cuando empieza a desplomarse), este es el modo de andar. El modo de andar Shaumbra (empieza a desplomarse más y más, hasta que está de rodillas; risas de la audiencia). Vean, ese es el modo en que se está haciendo. Tú caminarás… oh, haremos eso de nuevo. Crash. Sí, este es el modo de caminar Shaumbra – haremos esto en pasos, fotografías rápidas, por favor – caminas como un Shaumbra y bien pronto estás en el piso arrastrándote como un humano. (Adamus demuestra otra vez para que Dave lo pueda fotografiar). Eh, a lo que tengo que acudir – tengo que hacer lo que sea – para hacer comprender el punto. Gracias.

Caminen como un Maestro, y repentinamente lo están haciendo. ¿Algunos voluntarios?  Háganlo. (Alguien camina pasillo arriba y abajo como un Maestro). Bien. Bien. (Aplauso de la audiencia). Excelente. Excelente. La pista de despegue Shaumbra. Sí. (Otra mujer se levanta y camina pasillo arriba y abajo como una Maestra).

Bien. Bien. (Aplauso de la audiencia). De veras. No estoy bromeando para nada.

LINDA: ¿Podemos ver a Mofo haciéndolo?

ADAMUS: (Riendo). No te metas con el pobre tipo. ¡Está a punto de desmayarse!

No, en verdad, de verdad hagan eso, y entonces repentinamente empezarán a hablar como un Maestro en vez de hablar bajo así en esa vocecita. De buenas a primeras están hablando con autoridad y elegancia y significado y pasión. La gente sencillamente esperará a que ustedes digan algo. Estarán tan electrificados. Sí, de veras. Ustedes tienen que exagerar un poquito. Tienen que actuar un poquito… tienen que poner algo de condimento sensual en su voz (está demostrando). No, de verdad. Realmente sensual. No dije sexual, ustedes pervertidos (risas).  ¡Dije sensual! Sensual. Un poquito de significado y expresión. Los humanos hablan tan plano. ¿Se dan cuenta de que como lemurianos y atlantes, ¡ustedes cantaban!? ¡Hola Mary! (cantando) ¿cómo estás?

MARY: (Cantando también) Soy maravillosa. ¡Yo Soy la que Yo Soy!

ADAMUS: Bien, bien. ¿Ves? Era un lenguaje cantado y no tuviste que decir muchas palabras, puesto que no era mental. Había sentimiento en ello. Pero divago. ¿Dónde estábamos? La abundancia. ¡Oh! Estoy tan molesto.

De manera que voy a mis reuniones, que tengo una hoy en la noche con los Maestros Ascendidos, y ellos van a decir: “¿Cómo está Shaumbra?”. Yo voy a decir: “Ellos están muy bien. Están bien”. Vean, yo tomé eso de ustedes – “Oh estoy muy bien. Estoy bien” (risas cuando imita a humanos no auténticos). “¿Cómo está todo?”.  “Oh bien.  Bien”.

Y yo voy a decir eso hoy en la noche y ellos se van a reír, como ustedes hicieron, y ellos van a decir: “Okey, A, ¿qué están haciendo?” (Alguien dice “¿A?”). Sí, A, así me llaman – A. Está antes de la B, C, D y Estudio K (risas). Y ellos van a decir: “¿Cómo está Shaumbra?” “Eh, sí, bien. Bien. Bien, bien. Sí, sí. ¿Cómo están ustedes?”.

“Eh”, van a decir ellos, “No, de veras, ¿Qué está pasando allá abajo, por allá?”. “Bueno, estamos hablando de la libertad” (ríe y tose como cuando los Maestros Ascendidos están ahogando sus risas).

¡¿De veras?! ¡¿Ya estás hablando de la libertad con ellos?! ¿No te has saltado algunos pasos? ¿No estás tratando de presionarlo, A?”. Ellos también me llaman Señor. “¿No estás tratando de presionarlo, yendo un poco demasiado rápido?”. Y yo digo: “No, ellos están listos. Están listos. Ellos no necesitaron todos los otros rollos que ustedes necesitaron (Muchas risas). Ellos están listos para F U, libertad – F. (N. de T: Adamus hace un juego con las palabras fuck=joder y freedom= libertad que las dos empiezan con F). Nosotros ya estamos en esa lección (más risas).

Y entonces ellos van a clavarme directo en la cruz. Van a decir: “Okey, A. ¿Cuántos llegaron manejando un Mercedes?”. Yo voy a decir: “Bueno, yo no pienso que eso sea tan importante”. Y ellos van a reírse y decir: “¡Pamplinas! ¿Cuántos llegaron manejando BMWs? ¿Cuántos llegaron manejando un carruaje? ¿Cuántos llegaron manejando una limosina?

EDITH: ¿Cuántos pidieron un aventón?  (Muchas risas)

ADAMUS: ¡Y no pudieron conseguirlo! (Risas). Eso es lo que ellos van a decir. Van a decir: “A, ¿todos ellos… todos ellos entraron y donaron mucho al Círculo Carmesí porque son tan anormalmente abundantes que no importa? “. Y yo diré: “Yo no estoy al tanto de esas cosas. Son Cauldre y Linda los que hacen eso”. (Risas)

¿Entienden el punto?

Y ellos van a decir: “¿Cuándo van a construir ellos su nuevo centro – el centro para despertar a los humanos en la Tierra?”.  Yo voy a decir: “No tienen dinero. No tienen dinero para pagar sus propias cuentas. No tienen dinero para comprar buena comida. No tienen dinero para quedarse en buenos hoteles o volar en primera clase. No tienen el dinero para hacer las cosas que realmente quieren. Al parecer todavía están viviendo apenas arreglándoselas, apenas lo suficiente. No han llegado a ese punto, pero llegaremos ahí. Llegaremos ahí”.

Ellos van a decir: “Tú sabes, nosotros también los amamos, y sabemos que esa es una de las cosas más duras”. Ellos van a decir: “Ese asunto de la abundancia. Ese asunto de la abundancia es un atolladero. Es uno duro”, porque ellos en realidad sí entienden. Y hasta cuanto yo estoy aclarándolo para acentuar mi punto, ellos sí entienden.

Pero a pesar de eso, todavía me irrita. Todavía me irrita, porque no hay realmente nada – nada –que se encuentre entre ustedes y la abundancia. Ustedes piensan que lo hay. Piensan como que tienen que crear un gran negocio o esquema y plan y estratagema. La abundancia simplemente es una cuestión de amarte a ti mismo. Eso es todo. Una vez que tienes eso, la abundancia fluye.

Linda – yo puedo leer su mente – y otros cuantos están diciendo: “Entonces ¿cuándo, Adamus, vas a dar la clase de la abundancia?”. Y yo digo: “En cualquier momento que ellos estén listos, Linda. En cualquier momento que estén listos para eso”.  Y en realidad es bastante simple. No tenemos que dedicarle mucho tiempo, pero yo me pregunto…

LINDA: ¿A qué se parece “listo”?  (Algunas risas)

ADAMUS: Excelente pregunta. Me alegra que les preguntaras. ¿A qué se parece “listo” para esto de la abundancia?  Y por cierto, se liga a lo de la libertad. Déjame explicar algo, por favor, si no te importa.

LINDA: Con gusto.

ADAMUS: Aquí está la conciencia (dibuja un punto rodeado de un círculo). Esto son ustedes, seres álmicos. Anteriormente hemos hablado de ello, el hermoso círculo con un punto. Bien pronto ustedes van a heredar ese punto. Va a ser suyo propio. Y no, ese no es el pecado original. Ese es su esencia.

De manera que esta es la conciencia. La conciencia no contiene energía – estoy teniendo que volver sobre algo de Adamus 101 – no contiene energía. La energía fue creada de la pasión y deseo de o regresar al Hogar o investigar la libertad.

Entonces ahora, la conciencia, esto que ustedes ya tienen que es el conocimiento y todos sus potenciales – no que les fuera dado por nadie más, sino que ustedes se lo dieron – esta conciencia inspira a la energía. La energía solo está posada ahí. Neutral. Hay bastante energía en este salón, aquí mismo con nosotros, para abastecer de combustible a este planeta por los próximos diez años. El planeta entero y cada ser humano.

La energía es libre para aquellos que son libres. Esa es otra gran cita. Voy a poner esa en la pared. La energía es – la puedo ver ahorita – la energía es libre para aquellos que son libres. ¿Qué está mal con la humanidad ahora mismo? No son libres, entonces la energía no es libre.  Así que hay una crisis de energía ocurriendo, vean. Vean, todo esto es realmente simple. Todo es realmente simple. La conciencia inspira a la energía, la saca de su estado neutral, y hay un montón de ella. Existe una vieja creencia de que es limitada. No lo es.

Cuando la conciencia es abierta y libre, esa energía es sencillamente como ¡guau! (está dibujando la energía irradiando del círculo). Sencillamente libre y abundante, y al parecer se ve exactamente como el sol, al parecer se ve como que está irradiando. Está – ¡ju! – solo está moviéndose. No hay control de ella. No hay peros acerca de ella. Sencillamente es. Es muy espontánea. Muy… muy simbólica – no es realmente la palabra adecuada, Cauldre – sino que es muy literal. Muy literal.

La conciencia en su libertad creará cualquier cosa que necesite, quiera, elija – coches, casas bonitas, cualquiera de eso, cualquiera de eso – y ustedes deberían tenerlo. Ustedes deberían tenerlo. ¿Por qué? ¿Por qué no? Sí, ¿por qué no?  Esa es la primera razón. La segunda razón: Si van a ser un verdadero Estándar para otros, un ejemplo para otros, el caminar como un Maestro… Al caminar como un Maestro – tienen puestos zapatos de oro cuando están caminando, porque no se ve tan bien tener… lo siento, pero estas son rentadas (Cauldre rentó botas para combinar con el atuendo). Estas son rentadas. Ustedes deberían usar zapatos de oro. Los humanos necesitan ver eso.

Ahora bien, ustedes están pensando: “Sí, pero hemos visto todos estos excesos y los tele-evangelizadores con todo su dinero”. ¿Y?  Ese no eres tú. Ese no eres tú. Ustedes no van a hacer eso. Pueden tener gran abundancia. Gran abundancia. Vamos a cubrir eso.

Tú preguntaste, querida Linda. Entonces ¿cuál es la respuesta? ¿Cuándo vamos a darla? Cuando estén listos. ¿Cuando están listos? Es cuando me la pidan (muchos del público dicen “Estamos listos”). Eso fue poco entusiasta, poco inspirado. Es como… oh, mientras tanto, por favor no tomen ningunas clases de abundancia. ¿Por qué? Son clases de no-abundancia. No son clases de abundancia. Son enseñadas por gente que no tiene abundancia, no entiende la abundancia.

Entonces la conciencia, cuando es abierta, cuando es libre, la energía se mueve – ¡ju! Tan fácil. Cuando la conciencia es limitada por las creencias, cuando la conciencia es limitada por la mente, por la conciencia de masas o de grupo, cuando es limitada debido a su miedo de hacerse libre, lo que ustedes tienen es muy débil, mínimos chorritos de energía (está dibujando), a los cuales responsabilizan por una carencia de abundancia, carencia de pasión en su vida, carencia de amigos, carencia de auto-estima, toda la carencia, carencia, carencia, carencia, carencia, carencia, y la energía no se mueve. Y entonces ustedes se preguntan qué está mal.

Y peor aún, cuando ustedes se preguntan qué está mal, ¿qué es lo primero que hacen? (Alguien dice “Decir yo no sé”). Eso también. Sí. “Yo no sé” “¿Qué está mal conmigo? ¿Qué hice mal? Me caí y me rompí la pierna. ¿Qué hice mal?”. ¡Te caíste y te rompiste la pierna! ¡Ella sanará! Lo más importante no es por qué te rompiste la pierna, es ¿vas a sanarla ahora, así? (Adamus chasquea los dedos). No una sanación larga y aburrida, sino ¿vas a sanarla? Esa es la cosa.

Quizá, solo quizá, no se trata de resolver por qué te la rompiste, qué está tratando de decirte el Espíritu – porque al Espíritu le importan un comino, de veras, ese tipo de rollos – no se trata de qué evento astrológico ocurrió en el momento en que te rompiste la pierna. En realidad es – ¡swhtt! – “¿Puedo sanarla así, instantánea, milagrosamente?”. ¡Qué concepto! (Silencio, luego risas). Oh, hoy en la noche vamos a tener una larga reunión en el club de los Maestros Ascendidos.

“Y ¿cómo reaccionaron, Adamus, cuando les diste esa sabiduría profunda?” “Oh, ellos estaban, um, captándola (risas), La estaban inhalando”. (Adamus ríe)

¿Dónde estábamos?  De tal modo la energía baja la velocidad.

Entonces, ahora, aquí está el dilema. Ahora voy a juntar todo esto, porque algunos de ustedes se están preguntando “QC” hoy. (N. de T: Qué coño). QC. ¿Adónde está yendo esto?”. Estoy tratando de distraerlos para que puedan ser libres. Gracias, sí, y un poco de humor. Y tengo que tener algunas historias para cuando regrese al club hoy en la noche (algunas risas).

Entonces ¿dónde estábamos?  La libertad. La libertad.

Existe… (Cauldre se sienta). Sí, él puede sentarse.

Existe un miedo innato a la libertad en cualquier… (Risas cuando Adamus se levanta). ¡Él sanó! ¡Él sanó!

Verdadera Libertad

Existe un miedo innato a la libertad en cualquier ser álmico. ¿Por qué? La separación del Espíritu. El final. La separación – la separación percibida – del Eterno. El miedo especialmente percibido, la preocupación de que en la libertad, en básicamente desatarse del Eterno Uno, dejar ir, ustedes cesarán de existir – o que van a irse al infierno o algo así – pero que algo realmente malo va a pasar. ¡No pasará! (Adamus ríe)

Existe este enorme miedo a que si ustedes asumen su propia Yo Soy-dad van a trastabillar, van a cometer errores. Vean, todo esto es pensamiento humano. Solo un humano pensaría así. Solo un viejo atlante pensaría así – ese “puede que lo haga mal”. Ustedes no pueden hacer mal la libertad. Solo pueden hacerla, pero no pueden hacerla mal.

La separación percibida del Espíritu, del Eterno Uno – separación percibida – soltar ese vínculo con el Espíritu es de hecho la auténtica integración con el Espíritu; la integración, como es mostrada a través de la flor de lis, el reunirse. Esa es la verdadera integración.

Deténganse por un momento. Sé que es un poquito desconcertante para el cerebro, “¿pero qué acaba de decir?”. Acabo de decir que cuando aceptan su libertad sin sis, ys, peros o no sés, cuando lo hacen, como diría Aandrah, escandalosa, osada, valientemente – aceptar su libertad, ningunos sis, ys o peros – ese es el momento en que integran al Espíritu dentro de ustedes. La combinación final, la reunión final.

En ese momento nunca jamás, jamás otra vez pondrán al Espíritu allá afuera, allá arriba, por allá, o en cualquier parte más que en ti mismo. Ahí mismo (Adamus señala el punto), en su conciencia. Eso, mis amigos, es la libertad (una persona aplaude). Gracias. Un aplauso (la audiencia aplaude). Y en la noche ellos dirán: “¿Ellos aplaudieron, Adamus?”. Y yo diré: “Los obligué. Los hipnoticé”.

Es una propuesta temible, y es la propuesta que está sobre la mesa ahora mismo – no solo para ustedes; para la humanidad. Ellos no están en la misma conciencia de ello como ustedes están. No están en el mismo entendimiento de lo que es la libertad. Ellos piensan que la libertad es votar a favor de un funcionario, acudir a las urnas, lo cual en realidad no es en modo alguno. O piensan que la libertad es ser capaz de elegir qué clase de coche no pueden permitirse (algunas risas). Pero es un dilema que este planeta está encarando ahora mismo. Es el dilema. Si echan una mirada a todo lo que está pasando, ya sea en la política, especialmente en el dinero, ¡ju! ¡Ooh! Ahí es donde realmente se está poniendo de manifiesto.

Libertad y dinero. Miren los controles que ahora mismo están siendo colocados sobre el dinero. Controles estúpidos, artificiales que en realidad no se necesitan. Pero ahora mismo hay una facción muy fuerte y grupos de personas en el planeta que no creen que ustedes son suficientemente responsables para manejar el dinero – ustedes y todos los demás; que ellos tienen que controlarlo. No lo están haciendo para hacer más dinero, porque en un cierto punto no importa. Lo están haciendo porque piensan que los están ayudando a ustedes, y quizá lo estaban. Y quizá lo estaban, y quizá están ayudando a algunos. Yo no creo que eso sea cierto, pero ellos sí.

Ellos piensan que los humanos por naturaleza son pecadores. Realmente lo piensan. Creen que los humanos son deficientes, trabajando hacia un estado de perfección o al menos salvación, y no solo estoy hablando de personas religiosas. También existen ateos que creen que los humanos han evolucionado de los excrementos del ganado y… y… voy a – sé que nos estamos quedando sin tiempo – pero igual voy a decirles este alegato.

El concepto general que ustedes tienen es que las cosas sucedieron allá arriba en un nivel superior – en realidad no es cierto, pero que sucedieron en alguna parte allá afuera – y piensan que hubo un descenso a este planeta. Eh, hubo un viaje a este planeta por razones muy elevadas, pero ustedes piensan que vino de allá arriba, bajó acá, y ahora ustedes están regresando a cerrar el círculo. Pero aunque… voy a lanzarles este alegato, porque esto es algo que hacemos en nuestra escuela de filosofía de la Nueva Tierra.

Imaginen que todo es solo evolución. Imaginen que comenzó con, no sé, solo un mínimo retacito de nada y se volvió esto, se volvió el cosmos. Evolucionó de la nada, y los humanos evolucionaron – imaginen eso por un momento – y que no hay ningún Dios allá arriba que lo pasó para acá abajo, y nunca en realidad hubo un Dios. Fue solo una cosa curiosa, esa cosita que ocurrió y creó todo esto.

Básicamente todavía es la misma dinámica, porque aún hay una conciencia, que quizá vino de la evolución de casi nada. Todavía hay una conciencia que está creando a Dios, que está creando esto llamado iluminación, que está creando la ascensión. Todavía hay algo que ocurrió que creó el amor, que creó la ser-idad.

Así que aún si uno fuera a discutir que toda la vida sencillamente evolucionó de una colisioncita curiosa, miren lo que ustedes están creando. Están creando la iluminación. Están creando la ascensión, y también estarían creando la soberanía y la libertad. Entonces no importa de qué lado lo miren, todavía es lo mismo. Algo para pensar (algunos aplausos). Gracias. Y la realidad es que ninguna es realmente cierta. Grados, pero ninguna es realmente cierta.

Entonces ¿dónde estábamos?  En este planeta lo más grandioso ocurriendo ahora mismo, mientras dejamos la era Vieja Energía y entramos a la nueva, es verdaderamente acerca de la era de la libertad. ¿Están listos los humanos para manejar la libertad? Nosotros no sabemos. Ustedes no saben. ¿Están ustedes listos para manejarla? (La audiencia dice “¡Sí!”). A mí no me importa. De veras.

Me alegra, estoy feliz, encantado y todo el resto de eso de que ustedes lo estén, pero con ello viene la libertad. Con ello viene tomar la responsabilidad. Con ello viene caminar como un Maestro y luego ser el Maestro. Con ello viene darse cuenta de que el 95% de todo lo que pasa por su mente no es suyo. Están recogiendo basura del espacio, basura extraterrestre, basura humana, partículas flotando alrededor – partículas del pensamiento flotando alrededor – que no son suyas. Gastan tanta de la energía de su mente debatiéndose acerca de cómo van a hacerse mejores. Eso no es liberad. Eso no es libertad. De veras, para nada.

Libertad es decir: “Los únicos pensamientos que son míos, la única conciencia que es mía es lo que yo elijo en este momento”. Libertad es decir que “Mis vidas pasadas no son mías. Fueron experiencias de mi alma”. Libertad es decir que “Mi familia, mis hijos no son míos. Puede que los haya dado a luz, puede que haya gastado una fortuna en ellos, pero también son seres álmicos”. Libertad es decir que si ustedes están en una situación, ya sea un trabajo, una relación, una religión, un culto, o… oh (riendo)… o cualquier otra cosa que no les esté sirviendo, que van a liberarlo. Es la cosa más fácil que alguna vez podrían hacer, o la más desafiante. Depende de ustedes.

Libertad es la habilidad para sencillamente alejarse. No pensar… bueno, una cosa más acerca de la libertad. Existe esta cosa grande, grande, horrible en la puerta hacia la libertad. Se llama muerte. Se llama muerte. Por eso quiero sacarlos a un paseo en vísperas de Halloween, porque ustedes dicen: “Oh sí, la libertad es maravillosa. Es grandiosa, y puedo dejar mi trabajo y puedo hacer todas estas otras cosas. Pero oh Dios mío, ¿y si me muero?”.  Bueno, entonces son libres. ¡Muertos libres! (Adamus ríe). De veras.

Quiero decir, esto es una gran cuestión psicológica. Saben, lo he dicho anteriormente pero morir es mucho más fácil que nacer, de veras. Y ustedes han muerto, ¿qué, un millar, algunos de ustedes mil quinientas veces? Tan fácil. Nacer es difícil. Eso es toda una historia diferente. Saben que tienen otros 80 a 100 años frente a ustedes. Morir, saben – ¡OH! – toman un descanso. Pero en todo esto de la libertad está “¿y si me muero?”.

Primero que nada, no importa. De todos modos se van a morir (silencio, luego Adamus ríe). Un silencio cayó sobre la muchedumbre. ¿Van a aceptar eso? La pregunta es, ¿van a morir de la manera que ustedes quieren?  Esa es la verdadera cuestión. Sí. Esa es la verdadera cuestión.

Por cierto, tengo que hacer una pequeña inserción aquí. Hay una línea famosa que fue distorsionada, y la línea debería haberse leído así: “Libre o no libre. Esa es la cuestión”. Ellos me citaron incorrectamente. “¡¿Ser o no ser?!” ¡No! “Libre o no libre”.

Volviendo a la muerte por un momento. ¿Vieron cómo hice esa distraccioncita? La energía se estaba yendo al infierno, nosotros hacemos una distraccioncita – es asombroso.

La muerte. No importa. No importa. No importa. Ustedes van a morir. Lo importante es morir de la manera en que elijan –  shwtt!– salir del cuerpo, no sé, como sea que lo quieran hacer. Solo no lo hagan con una larga enfermedad persistente. Eso es despreciable. Eso está casi ahí arriba con la carencia de abundancia – o peor. No he decidido.

Así que tomen una respiración profunda.

¿Estamos Listos?

Libertad. Vamos a estar hablando de esto durante los próximos meses en particular. Ustedes la van a ver ya. Ojos bien abiertos. Van a ver que esta es la dinámica en la Tierra. Y ellos pueden hablar de todo lo demás, pero estos son el resultado de la cuestión de la libertad. Dinero, política, energía – ¡pff! la energía – todas estas cosas son realmente acerca de la libertad.

¿La humanidad está lista para aceptar la libertad? Las guerras civiles que están estallando, el antagonismo y la tensión – todo se trata de la libertad.

Y recuerden, mientras ustedes están sopesando su propia libertad, y si están realmente listos para ella, ni siquiera se trata solamente de la humanidad. Esta es la cuestión de todo el cosmos, toda la creación, de sus familias espirituales, de todo ser álmico, y del Espíritu… y del Espíritu. Y lo interesante es que todo regresa directo acá, regresa directo a ustedes, regresa directo a lo que ustedes están eligiendo, porque cuando eliges para ti mismo, cuando te das a ti mismo verdadera, imperturbable libertad, eso tiene un impacto profundo en toda la creación.

¿Qué hace?  Bueno, ilumina el potencial, y ahora mismo hay algunas regiones de la creación donde no hay luz sobre esto que ustedes llamarían libertad. No hay entendimiento de ella. Hay lugares en este planeta que ahora mismo no tienen el concepto. Incluso hay algunos dialectos en el planeta que no tienen la palabra “libertad” en su lenguaje. No existe. No está en su conciencia.

Así que regresa a ustedes, a este estimado grupo aquí en Cold Creek Canyon, observando por la Internet. Les cae a ustedes – no lo de su libertad, sino lo de iluminar un potencial – primero para ti mismo y luego para otros. Es la cuestión ahora mismo, por encima de todo.

Hasta que nos reunamos de nuevo, me gustaría que echaran una mirada a su vida, no de una manera crítica sino como un observador iluminado. ¿Qué los está guardando (la espada cae en el fondo) a ustedes de su libertad… la distracción (risas). ¿Qué los está guardando a ustedes de su libertad? ¿Cuáles son las cosas que han elegido para abstenerse de ser libres? Y, más que ninguna otra cosa, ¿cómo se siente la libertad?  No pensar como, no las actividades rutinarias cotidianas. Ese es el producto derivado de la libertad. Sino ¿cómo se siente la libertad?

Van a estar soñando acerca de la libertad, no porque yo lo dije, sino porque este es el tema a la mano. Cuando sueñen acerca de la libertad, van a tener algunos sueños como no-libres – en otras palabras, que están siendo encarcelados – para ayudarlos a entender cómo se siente no ser libre. Van a tener sueños de qué eran las vidas pasadas de su alma – optimistamente ya no de ustedes – de lo que era ser un dueño de esclavos o un esclavo, de lo que era ser un atlante en el sentido comunitario. Bueno, pues eso era una falta de libertad. Todo tenía que ser hecho como grupo.

Tendrán sueños de lo que ustedes llamarían lugares extraterrestres, otros lugares alrededor de la creación, alrededor del cosmos que van a visitar, a veces con un grupo, a veces por su cuenta, de lugares que no tienen – absolutamente ninguna – conciencia o entendimiento de la libertad, porque a veces ello ayuda a echar una mirada a no tener cosas a fin de ayudarlos a entender cómo es tenerlas.

¿Será intenso? Depende de ustedes. Podría ser (alguien dice “Fácil”). ¿Será fácil? Podría ser. Debería ser. Debería ser la cosa más fácil. Cada uno de ustedes sencillamente debería salir de aquí totalmente libre. O podría ser desafiante y difícil. Gracias (a Linda).

Respuesta de Adamus

Entonces ahora quiero dar mi respuesta – va a ser una respuesta un poquito rara – de lo que es la libertad. O específicamente, cómo pueden darse ustedes la libertad ahora mismo. Una palabra muy simple, a falta de una palabra mejor. Muy, muy simple. Deténganse por un momento y sientan dentro de la libertad… sientan dentro de la libertad

(Pausa)

La cuestión a mano para ustedes, el planeta, el Espíritu, todos, todo – la auténtica transición, el auténtico final de la cuestión del viejo mundo – hay una cosa, ya que se aplica a ustedes en su vida. Una cosa muy simple. Es esa palabra “perdón”. Eso es todo. El perdón.

Y con eso, mis queridos amigos, todo está bien en toda la creación. Gracias.

¡Ah! (Alguien le entrega una placa con esas palabras pintadas sobre ella). Todo está bien en toda la creación (aplauso de la audiencia). Gracias.

Disfruten la vida, sean libres y sean abundantes. Gracias.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra,  quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento del Dios en su interior.

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe.  Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.

Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra.  Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes.  Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir.  Nunca estás solo,  ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com  

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403