Superando la Crisis de la Mediana Edad

Por Juan Ordóñez

crisis-de-la-mediana-edadHablar de mediana edad, no es hablar de “viejitos”. La mediana edad es considerada, hoy en día, la mitad de años de una persona sobre su expectativa de vida. Esto nos llevaría a un rango de edad alrededor de 35 a 45 años. pero cuando hablamos de “crisis de mediana edad”, estamos abarcando un rango de 41 a 60 años (aproximadamente).

En este rango de edades, ningún adolescente o adulto joven, nos consideraría buena onda, o “Cool”, como ahora se expresan ellos. Y Dependiendo el rol de la persona (padre, madre, tí@, jefe, maestr@, etc), seremos evaluados. Pero lo importante aquí no es si ME consideran Cool, si no cómo ME VEO y lo que Cool, pueda significar para mi.

A nivel actitud, esta mediana edad, es muy diferente que antes, ya que en el pasado la supervivencia de la humanidad se basaba en tener hijos, ya sabes, con motivos de procreación, manteniendo la especie, pero hoy en día debemos de entender que nuestro futuro como raza humana descansa en la sabiduría. El mundo necesita, desesperadamente, adultos física, mental, emocional y energética/espiritualmente sanos para tomar las riendas de nuestro mundo, de una manera sustentable.

La omisión a lo anterior, la estamos viviendo y pagando sus consecuencias, perseguimos tantas metas vanas y sin sentido en el pasado, que no nos detuvimos a ver los daños que se ocasionaban, así que ahora debemos de atender esas situaciones en conflicto de manera inmediata. Es momento de retomar control. Se necesita la fuerza y empuje de la juventud, es verdad, pero más necesaria es la guía sabía de adultos equilibrados.

Cómo elijas vivir tu experiencia de mediana edad, es tu responsabilidad. No se necesita ser joven para ser fabuloso, claro que hay que tener la apertura para romper con viejos paradigmas sociales y aceptar nuevas posibilidades. Debes de soltar, conscientemente, los pensamientos de “Ya es tarde para mí”, “A mi ya esto no me va”, etc., si quieres alcanzar una nueva forma de vivir esta etapa.

Aquí te presento 5 catalizadores (creencias/pensamientos) comunes de la crisis de mediana edad y cómo salir triunfante ante ellos:

1.- Sentirte “Viejo(a)”. Aceptar que el tiempo pasa es sano, pero adoptar una actitud negativa ante este hecho, no lo es. Si abres su mente y aceptas que a los 41-60 años se puede estar en excelente estado físico, se puede ser sexy y divertido, desde una perspectiva integralmente sana, liberarás mucha energía con ese simple pensamiento e iniciarás un proceso, no de cambio, si no de adaptación.

2.- Una vez que alcanzas cierta edad, tus opciones son limitadas. Las opciones son tan limitadas como los pensamientos que las encierran, sí es verdad que  que las cosas cambian y que hay algunas que realizábamos en nuestra juventud que ahora ya no son posibles, pero ahora hay otras que son posibles por primera vez. Tal vez ahora no haya tanto poder físico, pero sí mucho poder espiritual, emocional y mental que puede compensar lo físico. Enfócate en el poder dado por la experiencia de los buenos y los malos tiempos. Úsalo a tu favor.

3.- Sexo y Romance tienden a decrecer con la edad. Aquí es cuando la urgencia por sexo es menos desesperante y el deseo de amor se convierte en más puro.  Tal vez tu cuerpo no esté tan bien formado como antes, pero seguro sabes cómo usarlos mejor. El cuerpo se puede volver lento, pero tu espíritu, se está acelerando.

4.- La mediana edad, a veces trae muchas desilusiones y arrepentimientos. Para los cuarentas, la mayoría de las personas experimentan alguno de sus más grandes desilusiones como lo son divorcio, enfermedad, adicción, baja de ingresos, etc. Pero ahora ya te has dado cuenta de que la vida no es acerca de evitar caer, sino de aprender a levantarse. Caerse sólo es el final, si tú lo quieres ver así. La mayoría de las veces esas desilusiones son las experiencias que más fuerte te han hecho, más humilde y más bueno. Deja de ver el vaso medio vacío, pues también está medio lleno.

Ser honestos con nosotros mismos y aceptar que somos responsables de todo lo que nos ha sucedido, es algo extraordinario. Sólo así podremos ver, los hermosos seres que realmente somos.